El rescate del pequeño Julen, que cayó a un pozo de más de 100 metros de profundidad hace 11 días en Totalán (Málaga), está llegando a su fin. 

Después de perforar y encamisar un túnel vertical paralelo al que se encuentra el pequeño, un grupo de mineros asturianos de rescate empezarán ahora a cavar un túnel horizontal de cuatro metros que les permita llegar hasta la zona en la que se encuentra el pequeño.

El equipo de rescate descenderá en una jaula creada para la ocasión hasta una profunidad de 72 metros. Trabajarán de dos en dos, con un hacha, una pala  y un martillo neumático con los que cavarán durante 40 minutos mientras refuerzan el túnel con postes de madera.

Estas labores, según han comunicado fuentes oficiales del rescate, no finalizarán antes de al menos 24 horas desde su inicio.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios