Raúl tiene 25 años y ha decidido tatuarse la cara de Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, en el muslo izquierdo porque dice que es el símbolo de esta pandemia.

"Hablábamos de la pandemia y dijimos que sería interesante tatuármelo y Nacho me hizo un diseño que me gustó", relata el joven, que se hizo su primer tatuaje con 14 años y que ahora tiene ya el brazo lleno con imágenes de Sylvester Stallone en 'Rocky' y Sigourney Weaver en 'Alien', entre otros, además de otros tatuajes en las piernas.

El trabajo, una cara de unos 20 centímetros con la frase 'fucking master' —un tamaño y diseño que suele costar unos 800 euros— ha empezado sobre las 10:00 de la mañana y, con un descanso para comer, esperan tenerlo acabado sobre las 20:00 la tarde, aunque según Raúl ha llegado a estar diez horas sometido en otros tatuajes: "Depende de lo inspirado que esté Nacho", afirma entre risas.

Se refiere al artista Nacho Frías, tatuador del estudio internacional Noble Art, que incluso ha viajado a Estados Unidos para hacer un tatuaje a un jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL). Lo que más le gusta es hacer retratos con la técnica de realismo en grises, aunque reconoce que esto es lo más original y raro que le han pedido nunca. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios