El Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha advertido este fin de semana de la presencia de un tiburón peregrino, de algo más de ocho metros de largo, en las proximidades de la costa granadina.

Según confirmaron vfuentes del instituto armado, miembros del Servicio Marítimo que se encontraban patrullando en las cercanías de la playa de Mamola, en el término municipal de Polopos (Granada), divisaron en la superficie del agua la aleta de un tiburón de grandes dimensiones.

Al acercarse, pues estaba prácticamente en la superficie y a menos de 400 metros de la orilla, los agentes pudieron comprobar que tenía algo más de 8 metros de longitud, por lo que recomendaron a las personas que estaban practicando kayak que no se aproximaran a la zona.

Este tipo de tiburón, el segundo más grande del mundo después del tiburón ballena, ya que puede alcanzar hasta los diez metros de longitud, se alimenta de plancton y se ha avistado raras veces en las cercanías de la costa granadina.

Se trata de la segunda ocasión en las últimas fechas en la que se divisa un tiburón de estas características en la costa granadina después de que el pasado 3 de mayo se viera uno, que en principio se apuntó que medía unos cuatro metros, en el embarcadero de la playa de Calahonda en Motril, desconociéndose si se trata del mismo ejemplar.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios