El último deseo de un paciente de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Rafael (Caratagena) antes de morir era ver a su hijo casarse.

Dicho y hecho. La Fundación Ambulancia del Deseo quiso cumplir con la petición de este padrino y, con la complicidad de los familiares y los novios, organizaron una pequeña ceremonia en la ambulancia. 

Los sanitarios colocaron al hombre en una camilla con la intención de trasladarlo hasta donde se encontraba la pareja. Sin embargo, las fuerzas del padrino fueron disminuyendo y los médicos optaron por no moverlo de la camilla

Aunque eso no pareció ser ningún problema, ya que fueron los propios invitados y los novios quienes se acercaron a la ambulancia para celebrar un enlace improvisado.

La jueza salió de los juzgados y allí, en el interior de una ambulancia, ofició la ceremonia. 

El padrino pudo cumplir su sueño de ver a su hijo contraer matrimonio, pero, debido a su débil estado de salud, falleció poco después del enlace.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios