Cualquier persona que conduzca habitualmente estará acostumbrada a ver cómo en los coches de al lado quien más quien menos utiliza el teléfono móvil: unos van hablando, otros echando una mirada y otros, simplemente, enfrascados en su uso y sin prestar atención a la vía. Un mal uso de los dispositivos electrónicos que se traduce cada año en cientos de víctimas mortales en las carreteras.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado lo saben y por eso prestan especial atención a estas prácticas. Es la mayor causa de accidente de tráfico en España y creen que aumentar la cuantía de las sanciones es la única posibilidad de frenar unos números que no dejan de crecer. Actualmente solo está sancionado con 200 euros y tres puntos en el carné de conducir.

También está prohibido conducir con auriculares, algo que muchos conductores desconocen y que confunden con los sistemas de manos libres. La multa es la misma que si van con el teléfono en la mano o consultando el WhatsApp: 200 euros y 3 puntos. Aunque en todos los casos, si se paga voluntariamente en el plazo estimado, la sanción económica se reduce a la mitad.

Solo en 2018 fallecieron por causas relacionadas con el teléfono móvil más de 400 personas en las carreteras españolas, más del 20 por ciento del total de víctimas. La DGT sigue facilitando imágenes para concienciar de esta plaga que, incluso, se puede observar en personas que conducen motocicletas.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios