Vemos entrar a esta mujer al bar, y a la dueña fuera en la terraza. Dentro no hay nadie. La cámara de seguridad sigue el movimiento. Mira una y otra vez hacia fuera. Comprueba que el cuarto de baño está vacío. Hasta que decide entrar en la barra y sacar el dinero del bolso de la dueña. Hay 1000 euros para pagar el alquiler del local. Ella probablemente sabía que el dinero estaba ahí. Vemos cómo se va mientras la dueña sigue colocando la terraza. La policía tiene la cara y la están buscando. No es una clienta habitual. Hace seis meses, mismo bar, otro robo. Esta vez dos encapuchados rompen la luna y entran. Se llevan la recaudación de la máquina tragaperras, y lo que queda en la caja.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios