El Confidencial TV

Así ha sido la octava jornada del juicio del 'procés' con las declaraciones de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría

Ha llegado el turno de los testigos en el juicio del 'procés'. Tras siete sesiones en el Tribunal Supremo que han servido para interrogar a los 12 líderes independentistas acusados de orquestar la estrategia que derivó en el referéndum independentista del 1 de octubre de 2017, este miércoles se han sentado en el banquillo personajes clave en lo ocurrido, entre los que se incluyen el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el 'expresident' de la Generalitat Artur Mas.

Joan Tardà, diputado de ERC en el Congreso, ha sido el primer testigo en entrar en el Salón de Plenos del Supremo y ha sido reprendido por Marchena por intentar hacer su declaración en catalán sin previo aviso. Tras él, ha comenzado a declarar Artur Mas, que ha asegurado que el 1-O era para contar catalanes pro independencia y después intevirno Soraya Sáenz de Santamaría, para quien el artículo 155 se aplicó como "medida excepcional" porque no creía que "la declaración de independencia fuera simbólica".

Tras Santamaría ha sido el turno de Mariano Rajoy. El expresidente del Gobierno, preguntado sobre por qué no se planteó aplicar el artículo 155 de la Constitución durante la consulta del 9 de noviembre, ha defendido que hubo "un sinfín de circunstancias" diferentes, si bien el elemento clave es que en 2017 había una declaración unilateral de independencia y que sobre todo, "por parte de la Fiscalía y Tribunales, hubo unos requerimientos".

Además, Rajoy ha justificado que siempre ha mostrado su buena disposición al diálogo. "Me vi en seis ocasiones con Artur Mas aparte de realizar varias llamadas de teléfono. También lo hice con Puigdemont, pero yo puse un límite al diálogo que ya conocéis: son los españoles los que deciden qué es España", ha argumentado el exlíder del Ejecutivo.

Tras él, ha tomado la palabra el exministro de  Hacienda, Cristóbal Montoro, quien se ha centrado en defender que durante el 1 de octubre la Generalitat estaba "intervenida presupuestaria y contablemente". "¿Qué clase de convocatoria es la que se hace sin presupuesto?", ha insistido Montoro.

Tras él, se ha sentado ante el Tribunal la excoordinadora del PDeCAT, Marta Pascal. La política catalana ha señalado a Puigdemont y a su gobierno de ser quienes tomaron la decisión política de hacer un referéndum y que ella, nunca estuvo a favor de la vía unilateral y que así se lo hizo saber al expresident Puigdemont.

Antonio Baños, periodista y exdiputado de la CUP, ha sido el siguiente en tomar la palabra en una declaración que no ha llegado ni a empezar. El expolítico se ha negado a responder a las preguntas de la acusación popular, ejercida por Vox y ha protagonizado uno de los momentos más tensos de la sesión tras discutir con el presidente de la Sala, que finalmente le ha invitado a marcharse dando por finalizada su comparecencia y avisándole de que podría haber consecuencias penales para él que la Sala no quería aplicar.

Sobre las 19:20 horas de la tarde, Marchena ha lalmado a Eulàlia Reguant, la última testigo de la jornada. La exdiputada de la CUP y regidora del Ayuntamiento de Barcelona también se ha negado a responder a las preguntas de Vox y rápidamente ha abandonado la sala.

Finalmente Núria Gispert ha sido la última en tomar la palabra. La expresidenta del Parlament de Cataluña ha acudido requerida por la defensa de Carme Forcadell y ha recalcado ante la Sala que la Mesa no tiene iniciativa legislativa "ni puede" tenerla.

 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios