Varios asaltantes entraron el pasado viernes en la embajada de Corea del Norte en Madrid y sustrajeron equipos informáticos tras maniatar al personal diplomático. Después de varias horas, una mujer logró escapar del recinto, situado en la calle Darío Aparicio del barrio de Aravaca, y comenzó a gritar en coreano hasta que los vecinos alertaron a la Policía.

"La retención del personal en la legación consular ha sido perpetrada justo cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúne con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Vietnam para negociar el programa nuclear del país asiático", una reunión organizada por el exembajador norcoreano expulsado por el Gobierno español en 2017, explica el periodista de El Confidencial Roberto R. Ballesteros, quien destaca las "enormes consecuencias" de la acción a nivel internacional.

A este respecto, subraya el trabajo de los agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, que trabajan codo con codo con los servicios secretos españoles, así como con sus homólogos de otros países, para tratar de esclarecer la autoría del asalto. "De momento, el Ejecutivo de Pedro Sánchez guarda un sepulcral silencio administrativo en todas sus instancias", zanja Ballesteros. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios