Quim Torra rechazó este domingo participar en el saludo protocolario al Rey durante su llegada al Museu Nacional d'Art de Catalunya para presidir la cena de inauguración del Mobile World Congress. Al igual que el presidente de la Generalitat, tampoco se sumó a la recepción la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

El gesto de Torra se enmarca en la postura de rechazo del Govern hacia la figura del jefe de Estado como respuesta al discurso que pronunció el 3 de octubre de 2017 en contra del referéndum independentista que se celebró dos días antes. A eso se añade la celebración durante las últimas semanas en el Tribunal Supremo del juicio contra los principales dirigentes catalanes que el líder soberanista ha tachado de "farsa".

Felipe VI aprovechó su discurso para recodar que España está reconocida internacionalmente como una de las 20 democracias plenas del mundo, con "instituciones sólidas" y con una Constitución que ha representado un "éxito político sin precedentes" en la historia del país.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios