El Confidencial TV

Así ha sido la quinta sesión del juicio del 'procés' con las declaraciones de Josep Rull, Meritxell Borràs, Dolors Bassa y Carles Mundó

El juicio del 'procés' ha arrancado su quinta sesión con la declaración de Josep Rull en el Tribunal Supremo. El 'exconseller' de Territorio y Sostenibilidad ha asegurado no saber dónde se imprimieron las papeletas para el referéndum independentista celebrado el 1 de octubre de 2017, pero que tenía "la confianza de que aparecían" porque "la fuerza de la esperanza es extraordinaria". 

[Así se ha vivido la sesión del juicio al 'procés' minuto a minuto]

Asimismo, ha justificado la actuación de la Generalitat teniendo en cuenta que "jamás" se había imaginado que las fuerzas de seguridad del Estado "desplegarían el nivel de violencia que desplegaron" ante "gente pacífica y democrática". En la misma línea, ha censurado los escraches protagonizados por simpatizantes soberanistas porque considera "inaceptable utilizar la fuerza y la presión". 

Le ha seguido Dolors Bassa, 'exconsellera' de ERC que ha marcado perfil propio en su estrategia de defensa al desmarcarse de la vía unilateral y asegurar que el referéndum de el 1 de octubre no era un acto concluyente para la independencia y que el Govern acató las resoluciones del constitucional. 

Bassa ha insistido en que "nunca la independencia se pretendía lograr después de una insurrección o después de un referéndum", asegurando que simpre se planteó "como algo pactado, con acuerdo durante el tiempo que fuera necesario". 

En su declaración la exconsellera ha recalcado también que la declaración unilateral de independencia "fue un acto político pacífico", en el que "no hubo nada más, ninguna mención especial en el hemiciclo, no se publicó en el Diario Oficial de la Generalitat, ni en el Boletín Oficial del Parlament", así como ha defendido que no se gastó dinero público en el referéndum. "Era imposible poner algo en la contabilidad sin que se enterara el Gobierno", ha recalcado.

Tras su intervención ha sido el turno de la exconsellera de Gobernación Meritxell Borràs, quien ha aceptado a responder a las preguntas de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado. 

Borràs, que en un momento del interrogatorio se ha puesto a llorar, ha descargado la responsabilidad de la convocatoria del referéndum en el expresident Carles Puigdemont, cuya firma y la del consejero en la materia eran las únicas necesarias para sacar adelante el decreto. 

Así, Borràs ha querido "quitar valor" a su participación en la convocatoria y ha indicado que su "firma no era necesarsia" para convocar un referéndum, pues esto no estaba entre sus funciones y ha asgurado que firmó el decreto, junto al resto del Govern, como un "gesto o símbolo".

El último turno ha sido para el exconsejero de justicia de la Generalitat, Carles Mundó, quien ha explicado al fiscal que la firma conjunta de todo el Govern del decreto que convocaba el referéndum fue una "expresión política" para mostrar a toda la ciudadanía el compromiso poítico que había con ello.

Además, Mundó ha asegurado a la fiscalía que su defensa ha "presentado la documentación necesaria para dejar constancia de que no se produjo ningún gasto derivado de la organización del referéndum". "A mi se me interroga por malversación y lo que puedo dejar establecido es que para ese referéndum no se gastó ni un euro de la Generalitat", ha insistido.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios