El tercer encierro de San Fermín 2018, con toros de Cebada Gago, una de las ganaderías más peligrosas y más antiguas, ha dejado cuatro heridos que han requerido traslado hospitalario. El más grave es un joven de 30 años procedente de Alaska que, tras ser arrollado violentamente por un cabestro, sufrió un fuerte traumatismo craneal que le ha dejado inconsciente en los primeros segundos. Los otros tres trasladados son dos hombres, uno por traumatismo craneal y otro por contusión maxilofacial, y una mujer, por contusión en un brazo.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios