Siguen las malas noticias para la aerolínea estadounidense Boeing después de que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) cerrase ayer el espacio aéreo europeo al Boeing 737 MAX 8 como consecuencia del accidente que este fin de semana sufrió en Etiopía una aeronave de este modelo, un suceso que se suma al ocurrido el pasado octubre en Indonesia, cuando otro avión similar se estalló en el mar de Java.

Los dos accidentes sufridos en menos de cinco meses por aviones de este modelo, ponen en duda el que es uno de los productos estrella de Boieng, pues hasta finales de febrero de 2019, la constructora estadounidense había recibido más de 5.000 órdenes de este modelo por un valor aproximado de medio billón de dólares.

"El 737 MAX representa tres de cada cuatro aeronaves que Boeing tiene ahora mismo en la cartera de pedidos", explica el periodista de El Confidencial, Miquel Roig, quien indica que la decisión de la Unión Europea de cerrar el espacio aéreo a este modelo de aeronave, tal y como lo hicieron días antes China o Singapur, provocó que la compañía sufriese el martes caídas en bolsa de más del 10%.

"De momento, todos esos vetos son preliminares, y se encomiendan a la investigación", indica Roig. Sin embargo, tal y como explica el periodista, pocos dudan que el futuro del 737 MAX depende de los resultados de las pesquisas y de si cualquier error que se encuentre es solucionable.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios