La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, presenta un plan de choque en apoyo a la internacionalización dotado con 2.643 millones de euros, con el objetivo de mitigar el impacto de la crisis sobre el sector exterior, promover la imagen de España y lograr mantener los mercados abiertos.