Las madres trabajadoras que llevan a sus niños pequeños a escuelas infantiles y confiaban en aplicarse la deducción de 1.000 euros anunciada por el Gobierno el año pasado van a tener que hacer una comprobación extra.

No todas van a poder hacerlo. La norma de Hacienda está redactada de tal forma que únicamente será deducible el pago a aquellas escuelas infantiles con dos licencias, la municipal y la autonómica, aunque miles de ellas solo operan con la primera porque la segunda es solo optativa.

De este modo, la agencia tributaria se posiciona a favor de los centros de educación infantil con licencia autonómica, que siempre han reivindicado que tienen más exigencias que el resto.

Los centros autorizados por las comunidades tenían hasta el 15 de febrero para mandar el documento 233, pero los que tienen permiso local pero no autonómico, no han tenido esta opción.

[Lea la opinión de Elena Manzano]

En la práctica esto significará que las madres con hijos en miles de guarderías, al ir a hacer la declaración, se encontrarán que no tienen derecho a la deducción.

De hecho, esta ayuda no se pide, sino que aparecerá en el borrador tras haberse cruzado los datos. A todas ellas solo les queda una opción: reclamar y esperar a ver qué pasa.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios