Garret McNamara posee el récord de haber sido capaz de surfear la ola más grande de la historia, con 30 metros. Pero en Mavericks no corrió la misma suerte y tras intentar dominar la ola, perdió el control y cayó desde una importante altura. Pese a lo aparatoso del accidente tan sólo se dislocó un hombro.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios