La familia de Celia Barquín Arozamena, la golfista española asesinada en el campo de Coldwater Links, en Iowa (Estados Unidos) ha pedido "respetar su dolor y su intimidad" tras hacerse pública la trágica pérdida. "Estamos todos juntos, intentando recomponernos", ha explicado su hermano esta mañana ante los medios de comunicación congregados en la localidad cántabra de Reocín. 

"Hay un sospechoso detenido, pero de momento no sabemos mucho más", ha agregado en referencia a Collin Daniel Richards, un varón de 22 años con antecedentes penales desde 2015 que por el momento aparece como principal sospechoso, aunque se desconoce aún el móvil del crimen: "Mantenemos contacto con las autoridades de Estados Unidos para que nos vayan informando" 

Nacida en 1996, Barquín mostró su pasión por el golf desde muy pequeña y pronto supo que quería seguir los pasos de Severiano Ballesteros, su gran ídolo en el mundo del deporte. Su brillante palmarés le llevó a buscar un futuro profesional de la mano de la Universidad de Iowa, donde este mismo año iba a finalizar la carrera de Ingeniería Civil con notas brillantes. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios