La salud es lo primero, por eso es más importante hacer una prueba de esfuerzo que tener una bicicleta de 5.000 euros, tal y como te explicamos en el vídeo que abre este artículo. En este sentido, la prueba de esfuerzo debe ser el punto inicial para cimentar la planificación deportiva, por lo que antes de entrenar es necesario descartar posibles eventos cardiovasculares que apareciesen en las rutinas y ejercicios de elevada intensidad.

Por otro lado, los datos obtenidos en la prueba de esfuerzo son realmente útiles para establecer las zonas de entrenamiento, hallar los puntos débiles del deportista y situar hitos fisiológicos como son el umbral de lactato y el consumo de oxígeno máximo.

[Mensaje para todos los ciclistas mindundis]

¿Quieres saber cómo se hace una prueba de esfuerzo? (Y cómo sufrimos en ella) En este vídeo de Gregario Revienta esperemos que quede claro… y que, de paso, te rías con nuestras caras (de esfuerzo).

Descarga el documento para fijar tus zonas  de entrenamiento

https://www.dropbox.com/s/aapsnngavj83cfy/Zonas%20de%20entrenamiento_P%C3%BAblico.xlsx?dl=0
*Debes rellenar, únicamente, el campo “FC Umbral”, “Potencia Umbral” o ambos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios