La NBA vivió en la madrugada de este sábado al domingo uno de los finales más increíbles de su historia reciente. Lo protagonizaron los Chicago Bulls, que remontaron en la cancha de los Charlotte Hornets a base de triples. A menos de 30 segundos para el final perdía de siete puntos. El héroe fue Zach LaVine, que además de anotar el triple de la victoria, acabó con 49 puntos y un 13/17 desde la línea de tres puntos, marca solo superada por los 14 que anotó Klay Thompson hace un año.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios