Corría un 24 de septiembre de 1988, fecha en la que se disputó la final de los 100 metros de los Juegos Olímpicos de Seúl. Ben Johnson enamoró a medio mundo... pero era mentira.

Jonhson batió el récord del mundo de la especialidad, estableciéndolo entonces en 9,79 segundos... pero solo le duró tres días, cuando fue descalificado tras dar positivo por dopaje, recayendo el título en Carl Lewis.

Pero no es considerada como la 'carrera más sucia de la historia' solo por esta cuestión, sino que finalmente seis de los ocho corredores que participaron en la final terminaron dando positivo por sustancias dopantes. Solo se salvaron Lewis y Calvin Smith.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios