Estamos en China. Y el famoso saltador base Jeb Corliss se entrena para el campeonato mundial de planeadores. Le sigue su cámara. Y tras una primera muestra de pericia aérea, sucede esto: a un metro del desastre. Corliss consigue evitar la colisión con su cámara con una maniobra que él mismo explicó posteriormente: "Cuando pasé el primer objetivo me di cuenta de que estábamos muy cerca. Así que realicé un giro muy abrupto para el que mi cámara no estaba preparado". Menos mal que supo estar a la altura.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios