Los que circulen en bicicleta se habrán dado cuenta de los peligros que se corren al transitar por la calzada: los coches pasan a alta velocidad por su lado, el asfalto no siempre están en las condiciones óptimas y el tráfico a veces no permite un desarrollo correcto de la marcha. Para intentar mejorar las condiciones de seguridad de los aficionados a la bici, el argentino Manuel Sáez ha inventado un caso inteligente.

['¿Qué hacer en caso de sufrir un accidente con la bicicleta?']

Este dispositivo alerta de la proximidad de los coches, graba vídeos con cámaras delanteras y traseras para subirlos directamente a cuentas de redes sociales, lleva intermitentes incorporados y consigue dar visión a puntos ciegos durante la ruta. “Quería aportar una opción para moverse en bici sin preocuparse constantemente por si te chocan o no desde atrás”, dijo el propio autor del invento, que se confiesa ciclista. 

['Consejos para disfrutar pedaleando por la ciudad']

El casco dispone de sensores que interpretan la actividad del deportista. Así, por ejemplo, si el ciclista inclina su cabeza hacia la derecha, el casco detecta que el usuario girará a la diestra y activará el intermitente que así lo indique. “Permite comunicar, anticipar movimientos y, sobre todo, disfrutar la experiencia de andar en bicicleta”, dijo Sáez.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios