El Confidencial TV

Vetusta Morla homenajea a los sanitarios con 'Los abrazos prohibidos', un tema benéfico para la investigación del coronavirus

"Una canción por el respeto y la dignidad de la Sanidad Pública y de todos sus trabajadores". Con esta premisa, la banda madrileña Vetusta Morla ha lanzado un tema en homenaje a todo el personal sanitario que ha trabajado en primera línea en centros hospitalarios de toda España durante la epidemia del coronavirus SARS-CoV-2, que ha obligado a montar en diferentes regiones patrias hospitales temporales de campaña ante la presión a la que se ha visto sometida toda la red asistencial. 

Cuando los hospitales de la geografía española ya empiezan a recuperar la normalidad y la capacidad de sus instalaciones para poder contener, en el futuro, un posible rebrote de casos de covid-19 si es que se da ese escenario, Vetusta Morla ha querido rendir tributo a los trabajadores sanitarios que han combatido al covid-19 desde todos los frentes y se ha juntado con artistas de la talla de Amaral, Ismael Serrano, Iván Ferreiro, Rozalén, Leiva, Luz Casal, Maika Makovski o Joaquín Sabina, quien reaparece en la escena musical tras la caída que sufrió en febrero en pleno concierto en el Wizink Center de Madrid con toda una declaración de intenciones parafraseando su canción 'Lágrimas de mármol', en un tema cuyos beneficios irán a parar al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para contribuir a la investigación del SARS-CoV-2 en un momento en el que los investigadores del CSIC ya prueban un candidato a vacuna en animales. 

"Por los ángeles de alas verdes de los quirófanos, por los ángeles de alas blancas del hospital, por los que hacen del verbo cuidar su bandera y tu casa y luchan por que nadie muera en soledad". Así es la estrofa con la que arranca la canción a la par que podemos ver a los artistas que colaboran ceder el protagonismo al personal sanitario, ataviado con equipos de protección individual para protegerse del coronavirus.

"Nunca olvidaremos vuestra dedicación", se puede escuchar en un momento de la canción, al igual que también se oye cómo los artistas que han participado corean "cada noche aplaudimos en los balcones, la muerte huye con sus dragones". El punto y final del tema lo borda Joaquín Sabina mientras pronuncia ese "superviviente, sí, ¡maldita sea! Nunca me cansaré de celebrarlo", un momento en el que se ve al jienense aplaudir en el videoclip mientras varios trabajadores sanitarios mantienen los ojos cerrados. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído