Un tatutaje feo sí tiene solución

  • Pantalla completa
1 de 25
Comparte la fotografía
2 de 25
Comparte la fotografía
3 de 25
Comparte la fotografía
4 de 25
Comparte la fotografía
5 de 25
Comparte la fotografía
6 de 25
Comparte la fotografía
7 de 25
Comparte la fotografía
8 de 25
Comparte la fotografía
9 de 25
Comparte la fotografía
10 de 25
Comparte la fotografía
11 de 25
Comparte la fotografía
12 de 25
Comparte la fotografía
13 de 25
Comparte la fotografía
14 de 25
Comparte la fotografía
15 de 25
Comparte la fotografía
16 de 25
Comparte la fotografía
17 de 25
Comparte la fotografía
18 de 25
Comparte la fotografía
19 de 25
Comparte la fotografía
20 de 25
Comparte la fotografía
21 de 25
Comparte la fotografía
22 de 25
Comparte la fotografía
23 de 25
Comparte la fotografía
24 de 25
Comparte la fotografía

Por sus manos pasan a diario quienes desean marcar su piel de por vida con una frase, una imagen, un recuerdo. Dragones, guerreros, ninfas, corazones... Cada tatuaje es diferente. Único. Especial. Juan López (Pura Vida) lleva más de 15 años tatuando. Y en todo este tiempo la piel de cientos de personas ha sido su lienzo. Con sus manos dibuja obras de arte. Basta con echar un vistazo a alguna de sus creaciones. 

Tal es su pericia con las agujas que son muchos los que han llamado a su puerta para camuflar un tatuaje con el que ya no se sienten identificados o cómodos. Son los llamados covers. “En general, la gente no se arrepiente de haberse tatuado sino de lo que se ha tatuado”, explica a El Confidencial Juan López. “Suelen arrepentirse de cómo ha quedado, de no haber elegido un buen sitio para tatuarse o ya no les gusta el dibujo que se tatuaron por lo que sea, porque la gente cambia, porque no va con su personalidad. No todos quieren cubrirlo, algunos simplemente quieren que 'se los arregle'...” 

¿Es difícil cubrir un tatuaje?, le preguntamos. “La complejidad depende de la cantidad de negro y de líneas que tenga el tatuaje que se quiere cubrir. Yo, por ejemplo, prefiero tapar un bloque negro que un tribal lleno de líneas”, nos explica. Uno de sus trucos es emplear flores o bloques de color. “Verás muchas flores y sombras en los covers. Y mucho azul, el color que mejor funciona para tapar el negro. Hay gente que me pregunta por qué no utilizo el marrón o el rojo, y ésa es la razón, porque ninguno de estos colores tapa tan bien el negro como el azul”. 

En 2008 abrió su propio estudio en Segovia. A los pies del Acueducto. Y el año pasado abrió un estudio en Madrid (Camino Vinateros, 53) con el que tanto él como su socio y amigo Fernando Huergo llevaban años soñando. Por sus manos han pasado Txus (Mago de Oz), Molly Tárraga (Hamlet), Ángel Reyero (La Quinta Estación), los integrantes de Sober al completo, Alberto Jiménez (Miss Caffeina) o DJ Pepo.

Virales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios