15 años del Prestige: ¿Crees que recuerdas lo terrible que fue? Mira este repaso cronológico

  • Pantalla completa
El Prestige, herido de muerte
1 de 20
Comparte la fotografía

El Prestige, herido de muerte

El buque Prestige, cargado con 77.000 toneladas de fueloil, deja una mancha de unos 200 metros de ancho y más de 30 kilómetros de longitud mientras se desplaza hacia el noroeste de España el 14 de noviembre de 2002. El petrolero derramó toneladas de fueloil en el mar.

Marineros rescatados del barco
2 de 20
Comparte la fotografía

Marineros rescatados del barco

Trabajadores filipinos rescatados del Prestige por los guardacostas. Fue una de las primeras imágenes que vimos del desastre, nadie anticipaba lo horroroso que acabaría siendo. 

El Prestige se hunde
3 de 20
Comparte la fotografía

El Prestige se hunde

El 19 de noviembre, el barco acaba hundiéndose en el fondo del Atlántico aún con mucho combustible en sus bodegas.

Una gaviota cubierta de chapapote
4 de 20
Comparte la fotografía

Una gaviota cubierta de chapapote

A partir de aquellos días, imágenes como esta fueron muy habituales.

La fauna y flora, devastada
5 de 20
Comparte la fotografía

La fauna y flora, devastada

Un ave cubierta de crudo trata de salir adelante

Cormoranes cubiertos de chapapote
6 de 20
Comparte la fotografía

Cormoranes cubiertos de chapapote

Un grupo de cormoranes otean el horizonte cubiertos de crudo del Prestige

Otra gaviota atrapada
7 de 20
Comparte la fotografía

Otra gaviota atrapada

Una gaviota trata de escapar de la mancha de fueloil desde una playa.

Hilillos de plastilina
8 de 20
Comparte la fotografía

"Hilillos de plastilina"

Combustible líquido de una parte del casco del petrolero Prestige en un video subacuático proporcionado por los Guardacostas el 5 de diciembre de 2002. El petrolero se hallaba tumbado en el lecho oceánico a 3,5 km por debajo de la superficie y a 240 km de la costa de Galicia.

El trabajo de los voluntarios
9 de 20
Comparte la fotografía

El trabajo de los voluntarios

Regis, un ciudadano francés, hace autostop para ir a Galicia a ayudar con las tareas de limpieza.

Solidaridad contra el chapapote
10 de 20
Comparte la fotografía

Solidaridad contra el chapapote

Una cadena de voluntarios saca el crudo de una playa gallega en los días posteriores a la tragedia (Miguel Vidal / Reuters)

Limpiando la playa de Malpica
11 de 20
Comparte la fotografía

Limpiando la playa de Malpica

Un trabajador trata de aspirar fuel de la playa gallega de Malpica.

Los que estaban al cargo
12 de 20
Comparte la fotografía

Los que estaban al cargo

El ministro del Interior, Mariano Rajoy, el Rey Don Juan Carlos y el presidente de la Xunta, Manuel Fraga, visitan una playa siniestrada.

Con pico y pala
13 de 20
Comparte la fotografía

Con pico y pala

Voluntarios recogen crudo solidificado con palas en una playa de Galicia.

Agotado
14 de 20
Comparte la fotografía

Agotado

Un voluntario se quita el sudor de la frente mientras colabora en las tareas de limpieza.

Crudo y más crudo
15 de 20
Comparte la fotografía

Crudo y más crudo

Un hombre camina en torno a rocas llenas de fuel-oil en una playa del noroeste de España.

El ejército llega para ayudar
16 de 20
Comparte la fotografía

El ejército llega para ayudar

Un grupo de soldados llega a la costa para limpiar fuel oil.

En el mar, en las rocas
17 de 20
Comparte la fotografía

En el mar, en las rocas

Un grupo de voluntarios ayuda a atracar a una barca que realizaba tareas de limpieza.

Voluntarios quitando chapapote en Camelle
18 de 20
Comparte la fotografía

Voluntarios quitando chapapote en Camelle

Voluntarios ayudan a limpiar el petróleo derramado en Camelle, noroeste de España, el 27 de noviembre de 2002. El buque Prestige, de 25 años y con bandera de Bahamas, llevó unas 70.000 toneladas de fuel oil al fondo del Atlántico cuando finalmente se rompió el 19 de noviembre. El petróleo se derramó en playas y rocas en un tramo de 400 km de la espectacular costa gallega, cubriendo las aves marinas y poniendo en peligro las poblaciones de moluscos, vitales para la economía local.

Galicia sale a la calle
19 de 20
Comparte la fotografía

Galicia sale a la calle

Una manifestación en Compostela, a principios de diciembre, donde el eslógan Nunca Mais se abre paso bajo la lluvia

En las primeras imágenes que llegaron a la agencia Reuters de la mayor tragedia medioambiental de España, el 13 de noviembre de 2002, no salían aún barcos ni petróleo derramado.

Aquel día solamente pudimos ver una serie de marineros filipinos llevándose las manos a la cabeza. La guardia costera acababa de rescatarlos de un petrolero con bandera de Bahamas que estaba hundiéndose a 240 kilómetros de la costa gallega. El nombre de aquel barco ya nadie lo olvidará nunca.

El Prestige se hundió seis días más tarde, el 19 de noviembre. Durante aquel proceso y en los momentos posteriores, el barco liberó a lo largo de 400 kilómetros de costa casi toda su carga: 77.000 toneladas de fuel-oil, que al impregnarse en las rocas y las especies marinas todos bautizamos unánimes como "chapapote".

La lucha contra el chapapote se prolongó durante meses, principalmente en Galicia pero también en otras comunidades como Asturias, Cantabria o País Vasco. El capitán del barco, Apostolos Mangouras, fue condenado en enero de 2016 a dos años de cárcel.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios