Este río de Israel sufre una extraña invasión: arañas gigantes

  • Pantalla completa
El soreq, el río de las telarañas
1 de 10
Comparte la fotografía

El soreq, el río de las telarañas

Los israelíes investigan qué ha pasado en uno de sus ríos para que las arañas lo hayan invadido creando redes en todos los árboles de su cauce. (Foto: Reuters)

Arañas gigantes
2 de 10
Comparte la fotografía

Arañas gigantes

Las arañas gigantes se han convertido en las reinas del lugar comiéndose todos los insectos que pasan por la zona y convirtiendo el lugar en un escenario de cine de terror. (Foto: Reuters)

Nadie sabe qué ha pasado
3 de 10
Comparte la fotografía

Nadie sabe qué ha pasado

Pese a que todo apunta a las aguas residuales que lleva el río nadie sabe a ciencia cierta qué ha pasado para que haya ocurrido este fenómeno. (Foto: Reuters)

Una imagen increíble
4 de 10
Comparte la fotografía

Una imagen increíble

Pese a lo fantasmagórico de la situación las imágenes que deja el río son casi de otro mundo. (Foto: Reuters)

Árboles momificados
5 de 10
Comparte la fotografía

Árboles momificados

El miedo de los investigadores es que estas arañas gigantes agranden tanto sus redes que acaben destrozando todo el ecosistema del río (Foto: Reuters)

A la espera de más mosquitos
6 de 10
Comparte la fotografía

A la espera de más mosquitos

El secreto de las telarañas parece encontrarse en la proliferación de los mosquitos en la zona que encuentran un lugar perfecto en un río lleno de aguas residuales. (Foto: Reuters)

La culpa, del hombre
7 de 10
Comparte la fotografía

La culpa, del hombre

El vertido de residuos al río parece ser el motivo principal de esta invasión. Cuantos más nutrientes, más mosquitos y, en consecuencia, más arañas. (Foto: Reuters)

Naturaleza en el rÍo sorek
8 de 10
Comparte la fotografía

Naturaleza en el rÍo sorek

Arañas tetragnátidas (Tetragnathida) cubren de telaraña la vegetación del río Sorek, en Jerusalén, Israel (Foto: EFE)

Un bosque de telarañas
9 de 10
Comparte la fotografía

Un bosque de telarañas

Hasta que se encuentre una solución, el bosque del Soreq se quedará como una especie de bosque arácnido. (Foto: Reuters)

Si uno va hoy al río Soreq, en Israel, verá una estampa bastante fantasmagórica, casi artificial. Sus árboles están llenos de telarañas que rodean sus copas y sus troncos. Las arañas, dueñas de estos tejidos, campan a sus anchas por todo el cauce del río alimentándose continuamente de los mosquitos que proliferan cada vez más en la zona.

El misterio viene porque estas arañas gigantes antes no estaban allí, y nadie sabe la razón que les hizo asentarse en este tranquilo río del centro del país, muy cercano a Cisjordania. Todo el mundo achaca lo ocurrido a los mosquitos pero ¿de dónde salen tantos de estos insectos?

A pesar de que todavía se está investigando todo apunta a que la culpa, de nuevo, es del hombre y de sus vertidos. El agua del Soreq transporta aguas residuales con muchos nutrientes de las poblaciones de la zona y eso estaría provocando la llegada de más mosquitos, y con ellos las arañas. Así, los arácnidos han podido encontrar un lugar en el que asentarse con abundancia de comida y sin que nadie les moleste. Se han hecho las reinas del lugar, aunque, eso sí, a cambio nos dejan unas instantáneas increíbles.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios