Los cementerios de bicis chinas que nos esperan en España

  • Pantalla completa
Masificación y cero educación
1 de 9
Comparte la fotografía

Masificación y cero educación

Ciudades como Shangai han visto como una de sus soluciones de movilidad se convertía en un problema gordísimo al masificar sus calles con bicis que luego el ciudadano maltrataba sin pudor. (Foto: Reuters)

El Uber de las bicicletas
2 de 9
Comparte la fotografía

El Uber de las bicicletas

Poco tardaron en poner a estas 'startups' el sobre nombre del Uber de las bicicletas pues su negocio se basaba en dar una alternativa al modelo de movilidad tradicional a través de la digitalización, pero no salió como esperaban. (Foto: Reuters)

Bancarrotas y huidas hacia delante
3 de 9
Comparte la fotografía

Bancarrotas y huidas hacia delante

Ante el problema de la masificación y el vandalismo, una de las compañías más grandes de 'bike-sharing' quebró y sus competidoras probaron la internacionalización como escapatoria para dar salida a esas cantidades ingentes de bicicletas que apelotonaban y dejaban olvidadas en grandes explanadas. (Foto: Reuters)

Una imagen distópica
4 de 9
Comparte la fotografía

Una imagen distópica

La imagen de estos cementerios de bicicletas de colores no deja de dar una idea distópica. Unos servicios que nacieron para aligerar y hacer más limpias las ciudades acaban generando aún más basura y problemas para las mismas. (Foto: Reuters)

¿Reciclaje?
5 de 9
Comparte la fotografía

¿Reciclaje?

Las propias ciudades ya intentan buscar una solución alternativa a estas bicicletas que solo dos años después de empezar a rodar ya se han convertido en algo inservible, solo apto para el reciclaje. (Foto: Reuters)

Ofo y Mobike, las dos grandes
6 de 9
Comparte la fotografía

Ofo y Mobike, las dos grandes

Muchas de estas bicicletas convertidas en basura pertenecían a ofo y Mobike dos de las compañías chinas que han desembarcado ya en ciudades como Madrid o Granada. (Foto: Reuters)

Demasiada oferta para poca demanda
7 de 9
Comparte la fotografía

Demasiada oferta para poca demanda

El problema, según algunos medios chinos, es la ingente cantidad de bicis para la demanda tan pequeña que hay. Bluegogo, que era la tercera 'startup' más grande del país dedicada a este sector quebró tras repartir 700.000 bicis en toda China y no recibir una respuesta que pudiera hacer su servicio rentable. (Foto: Reuters)

Lucha de gigantes
8 de 9
Comparte la fotografía

Lucha de gigantes

Pese a las imágenes del colapso, gigantes como Tencent o Alibaba están invirtiendo muy fuerte en estas 'startups' (el primero en Mobike y el segundo en ofo) con el objetivo de hacerse con un mercado que ellos ven como una mina de oro. (Foto: Reuters)

Aunque en España lo de las bicicletas compartidas es aún un servicio recién nacido, en su país de origen, China, ya llevan bastante tiempo funcionando. Su crecimiento en el mercado interno del gigante asiático les ha llevado (solo a algunas) a poder dar el salto al Viejo Continente e incluso introducirse en Estados Unidos, pero ese éxito también tiene su parte negativa. Una mancha en el historial que hace que muchos se replanteen la utilidad de estos servicios.

Compañías como ofo o Mobike, ambas ya presentes en Madrid, tienen un problema en su país natal que pronto podría llegar a nuestras calles. Y es que año tras año sus muchas de sus bicicletas acaban destrozadas generando problemas para las propias urbes. En China ya son famosos estos cementerios de bicicletas compartidas que en una imagen tan extraña como reveladora llenan explanadas enteras.

En España de momento no se han tenido que crear espacios como estos, pero sí que se empiezan a notar los problemas del vandalismo sobre estos objetos y de la masificación de los servicios. En ciudades como Granada incluso han visto como algunas de estas bicis acababan colgadas de los árboles

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios