Antonov An-26: el cuestionado gigante soviético que se estrelló en Siria

  • Pantalla completa
Un clásico bastante peligroso
1 de 10
Comparte la fotografía

Un clásico bastante peligroso

Este avión soviético que se hizo famoso por su dureza y su supuesta fiabilidad se ha convertido en una de las aeronaves militares más peligrosas de las que aún están en activo. (Foto: Reuters)

Repartido por todo el mundo
2 de 10
Comparte la fotografía

Repartido por todo el mundo

Aunque el último accidente, sucedido este propio martes, lo sufrió el ejército ruso, lo cierto es que muchas fuerzas armadas de todo el mundo cuentan aún con algunos de estos aparatos en sus filas. (Foto: EFE)

Un gigante del transporte
3 de 10
Comparte la fotografía

Un gigante del transporte

La capacidad para mover tropas y material fue una de las razones por las que tanta gente se interesó en comprar estos aparatos. Bueno, su precio también tuvo bastante que ver. (Foto: Reuters)

La sombra de los accidentes
4 de 10
Comparte la fotografía

La sombra de los accidentes

El mayor problema de este avión es la cantidad de accidentes que acumula desde los años 80. Alrededor de 30 aeronaves han tenido problemas, aunque, eso sí, muchos aún siguen utilizando estos aparatos. (Foto: Reuters)

 Avión de pasajeros reconvertido
5 de 10
Comparte la fotografía

Avión de pasajeros reconvertido

Avión de transporte táctico de 2 motores turbohélice desarrollado a partir del Antonov An-24. La idea de los fabricantes para lanzar esta aeronave fue construir una versión del An-24 para el mercado militar.

El gigante soviético de 24 metros
6 de 10
Comparte la fotografía

El gigante soviético de 24 metros

Su capacidad de carga ronda los 5500 kilos y puede albergar desde personal hasta artefactos pesados. Es un verdadero gigante soviético.

Resistencia y peligrosidad
7 de 10
Comparte la fotografía

Resistencia y peligrosidad

Estas aeronaves están creadas para poder volar en condiciones climáticas extremas. Algo que choca con la cantidad de accidentes que tiene en su historial. 

El más joven tiene 32 años
8 de 10
Comparte la fotografía

El más joven tiene 32 años

Estos aviones se dejaron de fabricar en 1986 por lo que el más joven de todos los que pueden estar ahora en circulación debe rondar los 32 años.

Antonov AN-26 en acción
9 de 10
Comparte la fotografía

Antonov AN-26 en acción

El Antonov An-26 es uno de esos aviones soviéticos que a pesar de su edad y de cómo ha evolucionado la tecnología desde que se creó, sigue viéndose en los hangares de multitud de ejércitos como una de sus más recurrentes herramientas. Los accidentes han sido parte esencial de su historia desde los años 80, pero eso no ha terminado de convencer a los militares para retirarlo.

Este martes tenía lugar el último accidente mortal de uno de estos aparatos. 32 militares rusos morían junto al resto de la tripulación (la cifra ya asciende hasta los 39 fallecidos) cuando un fallo técnico, según las instituciones rusas, hacía que su avión se estrellara cuando estaba a punto de llegar a la base que el país tiene en Siria y desde la cual llevan a cabo su apoyo a las fuerzas gubernamentales.

Es el último, es cierto, pero la historia de este Antonov está plagada de situaciones similares. Desde que iniciase su producción, en 1969, este modelo acumula alrededor de 30 accidentes con algunos tan recientes como el de este mes en Siria o el que tuvo lugar el 30 de mayo de 2017 en Saratov (Rusia).

El gigante soviético se dejó de fabricar en 1986, pero, más de 30 años después, países como República Checa, Egipto o la propia Rusia siguen contando con sus servicios. Una vieja gloria que a pesar de su dureza y versatilidad se ha convertido en todo un peligro sobrevolando los cielos.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios