Así pondrá SpaceX en órbita el primer satélite espía español

  • Pantalla completa
Órbita polar
1 de 6
Comparte la fotografía

Órbita polar

El satélite cruzará los polos cada 24 horas.

 Instrumental científico
2 de 6
Comparte la fotografía

Instrumental científico

Investigadores de Hisdesat ponen a prueba el satélite en las instalaciones de Barajas.

 160 millones de euros de inversión
3 de 6
Comparte la fotografía

160 millones de euros de inversión

La misión para enviar a PAZ a 514 kilómetros de altura ha costado 200 millones de dólares.

 Equipado por el CSIC
4 de 6
Comparte la fotografía

Equipado por el CSIC

Un sistema desarrollado por el CSIC permitirá estudiar las precipitaciones.

 Noche o día, llueva o nieve
5 de 6
Comparte la fotografía

Noche o día, llueva o nieve

El instrumental óptico del satélite permitirá tomar imágenes en alta definición sean cuales sean las circunstancias meteorológicas.

Este domingo a las 15:16 (hora española) se iba a lanzar Paz, el primer satélite espía español, a bordo de uno de los Falcon 9 reutilizables de SpaceX. El lanzamiento ha sido postpuesto sin embargo hasta el miércoles 21. El satélite llevaba desde 2014 guardado en una sala especial de Barajas, en condiciones constantes de humedad, temperatura y presión, a la espera de que alguien lo posara en el espacio.

Originalmente, Paz iba a ser lanzado desde el cosmódromo kazajo de Baikonur por el operador ruso ISC Kosmotras, pero el conflicto entre Moscú y Europa por las sanciones que siguieron a la invasión de Crimea paralizó el lanzamiento durante años.

Finalmente, Hisdesat, la empresa público-privada que opera el satélite construido por Airbus Defence and Space, suscribió con la empresa de Elon Musk un contrato en marzo de 2017 y el lanzamiento tendrá lugar en la base militar de Vanderberg, cerca de Los Angeles, California.

Con la empresa estadounidense también se han producido retrasos en el lanzamiento: inicialmente iba a tener lugar en el último trimestre de 2017, luego el 30 de enero, luego el 10 de febrero, más tarde el 17 de febrero y ahora el miércoles 21, para "permitir la realización de pruebas adicionales de sistema antes del lanzamiento", de acuerdo con Hisdesat.

El satélite es un hexágono de cinco metros de largo, 2,5 de diámetro y 1.450 kilos de peso que se elevará a unos 514 kilómetros de altura y orbitará la Tierra pasando por los polos una vez cada 24 horas, aproximadamente. En este tiempo le dará tiempo a generar cien imágenes en alta resolución de los 300.000 kilómetros cuadrados que cubrirá.

Paz es la punta de lanza del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite, compuesto por dos satélites y al que en un futuro se unirá Ingenio, un satélite óptico de uso civil. El dispositivo que entrará en órbita este fin de semana, pensado para un uso principalmente militar, ha costado 160 millones de euros.

El satélite contará también con tecnología para detectar y cuantificar lluvias intensas, desarrollada por el CSIC. "Además de esto, la polarimetría nos permitirá probar cosas nuevas, conceptos de medida que nunca antes se habían planteado", señala Estel Cardellach, del Instituto de Ciencias del Espacio.

Será, por tanto, "el primer instrumento o sensor capaz de medir, simultáneamente, las propiedades termodinámicas y la precipitación intensa”, explica la investigadora. "En el contexto del cambio climático, donde se prevé que los fenómenos extremos sucedan más a menudo, los modelos de clima no se ponen del todo de acuerdo, seguramente porque son fenómenos que no se han podido estudiar bien por falta de datos. Intentaremos que PAZ contribuya a solventar este problema".

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios