1.300 kilómetros en 4 horas: China vuelve a sacar a pasear al tren-bala más rápido del mundo

  • Pantalla completa
 El tren bala, en la estación de Beijing
1 de 8
Comparte la fotografía

El tren bala, en la estación de Beijing

El nuevo tren se apoda Fuxing, que se traduce como "rejuvenecimiento".

Un pasajero se toma un selfie antes de que el tren salga (Reuters)
2 de 8
Comparte la fotografía

Un pasajero se toma un selfie antes de que el tren salga (Reuters)

El tren partió de Pekín el pasado 21 de septiembre con el objetivo de alcanzar los 350 kilómetros por hora.

Los pasajeros caminan frente al tren antes de partir (Reuters)
3 de 8
Comparte la fotografía

Los pasajeros caminan frente al tren antes de partir (Reuters)

El anterior tren-bala sufrió un accidente con víctimas en 2011 que lo hizo ralentizarse.

El tren bala sale de la estación sur de Beijing rumbo a Shanghai (Reuters)
4 de 8
Comparte la fotografía

El tren bala sale de la estación sur de Beijing rumbo a Shanghai (Reuters)

El tren partió el pasado 21 de septiembre con el objetivo de alcanzar los 350 kilómetros por hora.

El tren bala llegando a la estación de Jinan Oeste (Reuters)
5 de 8
Comparte la fotografía

El tren bala llegando a la estación de Jinan Oeste (Reuters)

El nuevo tren se apoda Fuxing, que se traduce como "rejuvenecimiento".

El tren bala atraviesa un puente en Changzhou (Reuters)
6 de 8
Comparte la fotografía

El tren bala atraviesa un puente en Changzhou (Reuters)

El anterior tren-bala sufrió un accidente con víctimas en 2011 que lo hizo ralentizarse.

 El nuevo tren bala, a la altura de Zhenjiang (Reuters)
7 de 8
Comparte la fotografía

El nuevo tren bala, a la altura de Zhenjiang (Reuters)

El nuevo tren se apoda Fuxing, que se traduce como "rejuvenecimiento".

Después de reducir la velocidad del tren bala de Pekín a Shanghai después de un accidente mortal en 2011, China acaba de volver a lanzarlo para convertirlo en el más rápido del mundo.

Los trenes de nueva generación han comenzado esta semana a hacer la ruta entre Beijing y Shanghai, separados por 1.250 kilómetros, en sólo 4 horas y 30 minutos.

Los últimos trenes, que se dieron a conocer en junio, tienen una velocidad máxima de 400 kilómetros por hora según ha informado la agencia oficial de noticias Xinhua.

China condujo los trenes por primera vez a 350 kilómetros por hora en agosto de 2008, pero redujo las velocidades de 250 a 300 kilómetros por hora después de una colisión de dos trenes cerca de la ciudad de Wenzhou, que mató a 40 personas y dejó heridas a 191.

China ha construido más de 20.000 kilómetros de ferrocarril de alta velocidad, con el objetivo de añadir otros 10.000 kilómetros para 2020. China ha gastado ya alrededor de 360.000 millones de dólares en la infraestructura de alta velocidad, de largo la red de ferrocarril más grande del mundo.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios