Los 'hyperloop' del presente: estos son los 10 trenes más rápidos del mundo

  • Pantalla completa
Maglev (603 km/h).
1 de 11
Comparte la fotografía

Maglev (603 km/h).

El tren de levitación magnética es un vehículo único en el mundo cuyo desarrollo millonario ha provocado que sólo se hayan instalado cuatro líneas comerciales en todo el planeta. La última línea en funcionamiento está en Corea del Sur y que conecta el aeropuerto de Incheon con una estación cercana. El más conocido es el que une Shanghai con el aeropuerto de Pudong y que llega a alcanzar 431 km/h.
China Railways CRH380A (416,6 km/h).
2 de 11
Comparte la fotografía

China Railways CRH380A (416,6 km/h).

Los trenes de alta velocidad chinos están diseñados para operar a velocidades de hasta 380 kilómetros por hora aunque en la actualidad no superan los 300 km/h después del accidente de Wenzhou, de 2011, en el que murieron 40 personas.
AVE (330 km/h).
3 de 11
Comparte la fotografía

AVE (330 km/h).

También conocido como Talgo 350, el diseño conocido por su similaridad con el pico de un pato entró en servicio a partir de 2005. Sus formas aerodinámicas están pensadas para reducir el impacto sonoro del aire al chocar contra el vehículo.
Hayabusa Shinkansen (320 km/h).
4 de 11
Comparte la fotografía

Hayabusa Shinkansen (320 km/h).

Este vehículo, que conecta Tokyo con Hokuto, es el más rápido de Japón. Es capaz de cubrir una ruta de 713 kilómetros en 2 horas y 59 minutos.
Deutsche Bahn ICE 3 (320 km/h).
5 de 11
Comparte la fotografía

Deutsche Bahn ICE 3 (320 km/h).

La tercera generación de los trenes ICE (InterCity Express) es capaz de superar los 300 kilómetros por hora y conecta, entre otras, las ciudades de Colonia y Frankfurt. Siemens se basó en este diseño para fabricar trenes para otros países, incluido España.
Eurostar (320 km/h).
6 de 11
Comparte la fotografía

Eurostar (320 km/h).

El tren que cruza el Canal de la Mancha y une el Reino Unido con Europa está basado en el modelo ICE 3 alemán y empezó a transportar viajeros desde París y Bruselas en noviembre de 2015.
Thalys (300 km/h).
7 de 11
Comparte la fotografía

Thalys (300 km/h).

Este servicio ferroviario aprovecha las líneas de alta velocidad existentes entre Francia, Holanda, Bélgica y Alemania. Fue en uno de estos trenes cuando, en verano de 2015, un terrorista trató de asesinar a parte del pasaje armado con un AK-47.
Trenitalia Frecciarossa (300 km/h).
8 de 11
Comparte la fotografía

Trenitalia Frecciarossa (300 km/h).

Las flechas rojas de la compañía estatal Trenitalia cubren la línea Turín-Salerno entraron en funcionamiento en 2015 y, aunque pueden alcanzar los 400 kilómetros por hora, han reducido su velocidad hasta quedar algo por debajo de sus equivalentes españoles.
Hokuriku Shinkansen (260 km/h).
9 de 11
Comparte la fotografía

Hokuriku Shinkansen (260 km/h).

La línea que cubre Tokyo y Nagano en 79 minutos aunque no alcanza los 300 kilómetros por hora de otros vehículos de esta lista. Se inauguró en 1997 para llegar a tiempo a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Tokyo, celebrados en el 98.
Amtrak Acela Express (241 km/h).
10 de 11
Comparte la fotografía

Amtrak Acela Express (241 km/h).

Estados Unidos no es una potencia, precisamente, en lo relativo a la alta velocidad. Pero los Acela Express de Amtrak se emplean en la línea que conecta Washington y Boston y que pasa por Baltimore, Filadelfia y Nueva York. Es capaz de cubrir los 364 kilómetros entre Washington y Nueva York en 2 horas y 45 minutos.

El pasado fin de semana, la tecnología de Hyperloop se presentó ante el mundo en una competición en la que los primeros equipos se midieron para ver cuál de ellos lograba la mayor velocidad. Para una tecnología que supuestamente debería alcanzar los 1.000 kilómetros por hora el resultado final fue algo decepcionante: el ganador, Delft Hyperloop, sólo superó los noventa.

Existe otra tecnología que se mueve de manera 'similar' a Hyperloop y que ha logrado velocidades de 500 km/h. Y tiene más de dos siglos de antigüedad. Se trata del tren, cuya variante de alta velocidad está cada vez más implantada en el planeta.

A la espera de que Hyperloop se descubra como la próxima revolución del transporte o como un 'bluff' más, siempre nos quedará el vetusto ferrocarril, que ya hoy es capaz de unir Barcelona y Madrid en dos horas y media.

 

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios