La ingeniería detrás de los edificios más extraños del mundo

  • Pantalla completa
The Interlace (Singapur).
1 de 18
Comparte la fotografía

The Interlace (Singapur).

Este conjunto residencial, que parece un enorme juego de Jenga, alberga poco más de 1.000 apartamentos en ocho hectáreas.

The Interlace (Singapur).
2 de 18
Comparte la fotografía

The Interlace (Singapur).

La ocupación del Interlace se sitúa alrededor del 90%, una cifra muy por encima de la media de ocupación de los rascacielos. "La mayoría se convierten en espacios fantasma ya que los dueños de los apartamentos los compran para especular", opina el arquitecto Michael Webb.
The Interlace (Singapur).
3 de 18
Comparte la fotografía

The Interlace (Singapur).

Los interiores del Interlace están diseñados para que sus residentes hagan vida en espacios comunes. Entre sus comodidades se encuentra una piscina olímpica y numerosas zonas verdes.
Via Verde (Turín).
4 de 18
Comparte la fotografía

Via Verde (Turín).

Este edificio, finalizado en 2013, es el sueño húmedo del amante de la naturaleza que no quiere abandonar la ciudad. En el bloque se cuentan hasta 150 árboles, cuidados entre los residentes y un equipo de jardineros.
Via Verde (Turín).
5 de 18
Comparte la fotografía

Via Verde (Turín).

Los árboles de este bloque turinés ayudan a reducir la contaminación acústica a la vez que ayudar a dar una mayor sensación de privacidad a los residentes que ocupan sus 63 apartamentos.
V_Itaim (Sao Paulo).
6 de 18
Comparte la fotografía

V_Itaim (Sao Paulo).

Vivir en este bloque situado en polena metrópolis brasileña supone renunciar, en parte, a la privacidad debido a las enormes cristaleras que cubren toda la altura de los apartamentos.
V_Itaim (Sao Paulo).
7 de 18
Comparte la fotografía

V_Itaim (Sao Paulo).

Los habitantes de cada piso pueden escoger qué bloques de madera, que actúan a modo de persianas, cubren los espacios interiores. De este modo, el aspecto exterior del edificio cambia en función de las necesidades de sus inquilinos.
Absolute World Towers (Ontario).
8 de 18
Comparte la fotografía

Absolute World Towers (Ontario).

Este conjunto de cinco bloques destaca por los dos grandes rascacielos que presiden el paisaje de Mississauga, en Canadá. La torre gira 209 grados, desde la base hasta la cime y se ha construido en respuesta a las necesidades de alojamiento en la ciudad. 
Sugar Hill (Nueva York).
9 de 18
Comparte la fotografía

Sugar Hill (Nueva York).

Algunos de sus residentes han bromeado con el parecido de este edificio con una cárcel aunque su arquitecto, David Adjaye, pretendía recrear la arquitectura local. El edificio cuenta con un colegio, un museo infantil y talleres para que los residentes creen sus propias obras arte.
Sugar Hill (Nueva York)
10 de 18
Comparte la fotografía

Sugar Hill (Nueva York)

No todos los apartamentos de diseño están pensados para gente adinerada. 99 de sus 124 apartamentos están pensados para personas cuyas rentas están por debajo de la media mientras que 25 están reservados para los sin techo.
Vanke Center (Shenzen).
11 de 18
Comparte la fotografía

Vanke Center (Shenzen).

¿Se puede construir un rascacielos tan alto como el Empire State Building pero en horizontal? ¿Y hacerlo con un jardín tropical a sus pies aunque esté situado en China? El Vanke Center es la respuesta a estas preguntas y, todo ello, sin alzarse más de 35 metros del suelo.
Vanke Center (Shenzen).
12 de 18
Comparte la fotografía

Vanke Center (Shenzen).

La estructura del edificio cuenta con ocho estructuras que actúan a modo de cimientos lo que permite generar una enorme zona verde en los alrededores y bajo el rascacielos.
City Life (Milán).
13 de 18
Comparte la fotografía

City Life (Milán).

Surgido de la pluma de Zaha Hadid, este complejo recuerda a las formas de los años treinta con líneas curvas que recuerdan un paisaje marino y que incluse recuerdan a un yate.
City Life (Milán).
14 de 18
Comparte la fotografía

City Life (Milán).

Situado en el centro de Milán, este espacio que se extiende a lo largo de un kilómetro cuadrado cuenta con su propia parada de metro y un parque en su interior.
House for trees (Ho Chi Minh).
15 de 18
Comparte la fotografía

House for trees (Ho Chi Minh).

En una ciudad dominada por las motocicletas, los arquitectos Vo Trong Nghia, Masaaki Iwamoto y Kosuke Nishijima decidieron dedicar un espacio que volviera sobre las raíces del país. Así, esta casa de los árboles conjuga la vivienda con una recuperación de la vegetación tropical. Para reforzar la idea, las paredes exteriores de los apartamentos se han revestido de bambú.
House for trees (Ho Chi Minh).
16 de 18
Comparte la fotografía

House for trees (Ho Chi Minh).

Los cinco apartamentos que conforman este bloque se han colocado de manera que dejen espacio para un patio central. Además, los espacios superiores actúan de cuencas de aguas pluviales para reducir el riesgo de inundaciones.
The Carve (Oslo).
17 de 18
Comparte la fotografía

The Carve (Oslo).

Las formas pixeladas de este edificio noruego han permitido crear una enorme terraza en su interior. Los arquitectos estaban obligados a que una mayoría del edificio estuviera dominado por terrazas y jardines, de ahí su forma piramidal (que ofrece terrazas en la zona superior) y ese enorme agujero interior.

La economía del espacio, el diseño o los límites de la ingenería son algunos de los ejemplos que empujan a los arquitectos a buscar nuevas soluciones a la hora de afrontar el problema de la vivienda en las grandes ciudades.

Mucho ha llovido desde el edificio Isokon o la Unité d'Habitation de Le Corbussier. Hoy, soluciones como The Interlace, en Singapur, son capaces de solucionar el problema del espacio optando por líneas horizontales en lugar de apostar por la concatenación de esbeltos edificios de muchas plantas.

Ejemplos como el City Life, de Milán, ofrecen a sus residentes soluciones integrales en las que se puede encontrar hasta una estación de metro en su interior.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios