Lucha o muere: el lado más salvaje de la naturaleza

  • Pantalla completa
Por un centímetro
1 de 17
Comparte la fotografía

Por un centímetro

En ocasiones la lucha nunca tiene lugar. Todo se decide por menos de un centímetro. Una gacela corre en zigzag y esquiva a sus perseguidores en el último segundo... o muere en el intento.
A dentelladas
2 de 17
Comparte la fotografía

A dentelladas

El hipopótamo es uno de los animales más violentos y peligrosos de África. Para los demás y para sí mismo. Las peleas entre macho a menudo terminan con uno de los combatientes muerto, debido a la enorme longitud de los colmillos de estos animales.
El cazador cazado
3 de 17
Comparte la fotografía

El cazador cazado

Pero nadie está a salvo, y el temor de los ríos tiene que crecer primero para convertirse en el rey. Una cría de hipopótamo está expuesta a muchos peligros, desde machos de su propia especie a las mandíbulas de los cocodrilos.
Adorable e insaciable
4 de 17
Comparte la fotografía

Adorable e insaciable

Las fotos de bebés foca nos hacen colocar a estos animales en la cima de la adorabilidad. Pero estos animales son voraces carnívoros que se alimentan de peces y pingüinos.
No hay enemigo demasiado pequeño
5 de 17
Comparte la fotografía

No hay enemigo demasiado pequeño

El tamaño no debe llamar a engaño. Por pequeña que sea una criatura puede suponer un quebradero de cabeza a las más grandes. Las mangostas luchan de tú a tú contra cobras y serpientes. Y muchas veces ganan.
No existe el miedo
6 de 17
Comparte la fotografía

No existe el miedo

Medir al rival es importante, también no echarse nunca atrás. Algunas mangostas pueden hacer retroceder hasta a las enormes leonas.
Organización y estrategia
7 de 17
Comparte la fotografía

Organización y estrategia

Para perseguir a una presa nada mejor que un buen grupo y la organización necesaria para aislarla de sus congéneres. Es lo que hacen estos lobos con un reno.
Cuestión de cuernos
8 de 17
Comparte la fotografía

Cuestión de cuernos

Las peleas entre ciervos son más rituales que violentas, pero con semejantes cuernos es fácil que se produzcan heridos... o alguien pierda su cornamenta.
Los leones también cazan
9 de 17
Comparte la fotografía

Los leones también cazan

El mito del león vago alimentado por las leonas no tiene base alguna. Los machos de esta especie son tan buenos cazadores como sus compañeras.
A patadas
10 de 17
Comparte la fotografía

A patadas

Los simpáticos canguros tienen frecuentes peleas por el dominio de las hembras. En este 'boxeo' marsupial, se golpean los vientres con las patas traseras.
A cabezazos
11 de 17
Comparte la fotografía

A cabezazos

Hasta las majestuosas jirafas se enfrentan en violentas peleas a cabezazos por el control de las hembras. Tanto el ganador como el vencido pueden acabar con graves heridas, fruto del impacto de los cuernos sobre su cuerpo.
Con la lengua fuera
12 de 17
Comparte la fotografía

Con la lengua fuera

Ni fuerza ni rapidez. En ocasiones todo depende de la puntería... y de tener una buena lengua pegajosa.
Aspiradora de peces
13 de 17
Comparte la fotografía

Aspiradora de peces

El tiburón ballena es pacífico a diferencia de muchos de sus primos. Pero eso no le impide ser una auténtica aspiradora de peces. Imposible escapar de su boca.
El abrazo de un oso
14 de 17
Comparte la fotografía

El abrazo de un oso

No son ositos de peluche. Cada macho de oso grizzly puede llegar a pesar 700 kilos.
Dos autobuses colisionan
15 de 17
Comparte la fotografía

Dos autobuses colisionan

La pelea de dos elefantes adultos debe ser como la colisión de dos grandes vehículos en la carretera. Hasta los animales más inteligentes dependen de la violencia para sobrevivir.
A veces todo es un juego
16 de 17
Comparte la fotografía

A veces todo es un juego

Durante el juego, los animales aprenden a ser adultos, a mejorar sus reflejos, moverse y cazar. Sólo así lograrán sobrevivir el día de mañana a la cara más salvaje de la naturaleza.

La naturaleza no es una película de Disney, o es como la parte de la muerte de Mufasa repetida todo el rato. Cazadores y presas, luchas por el control de la manada, peleas entre machos... La violencia campa a sus anchas en el reino animal.

En Teknautas reunimos algunas impactantes fotografías que nos recuerdan el lado más salvaje de la naturaleza.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios