Lechugas y microbios: los experimentos más fascinantes realizados en el espacio

  • Pantalla completa
Polímeros sin gravedad
1 de 11
Comparte la fotografía

Polímeros sin gravedad

Los polímeros materiales que utilizamos a diario formados por moléculas en repetición. Este experimento realizado por Rusia a bordo de la ISS busca estudiar qué particularidades tiene generar polímeros sintéticos en un espacio sin gravedad, tanto por motivos prácticos como teóricos, para completar los conocimientos físicos y químicos al respecto.
Lechugas espaciales
2 de 11
Comparte la fotografía

Lechugas espaciales

VEGGIE es un experimento que se desarrolla a bordo de la ISS para determinar si es posible cultivar vegetales comestibles en el espacio y en qué condiciones. Se trata de utilizar una especie de pequeños cojines rellenos de nutrientes, y de aplicar luz a las plantas, de forma que se obtenga el máximo resultado en un espacio y con unos recursos reducidos. Esto permitiría a los astronautas disponer de alimentos frescos, así como un elemento de relajación y gestión del estrés durante las misiones prolongadas.
La primera flor espacial
3 de 11
Comparte la fotografía

La primera flor espacial

En enero de 2016 el astronauta Scott Kelly compartió fotos de una zinnia, la primera flor nacida en el espacio, parte del experimento VEGGIE. Se considera un éxito de ese proyecto, y ha permitido a los científicos aprender sobre cómo cultivar plantas en un entorno de microgravedad, algo que puede ser necesario en misiones de larga duración.
Enfriar metales líquidos
4 de 11
Comparte la fotografía

Enfriar metales líquidos

Desde 2014 la ISS cuenta con un levitador electromagnético a bordo que sirve para calentar y enfriar metales hasta una temperatura de 2.000 grados. Esto servirá para observar procesos de física fundamental que ocurren cuando los metales líquidos se enfrían.
Cómo adaptarse a los cambios de gravedad
5 de 11
Comparte la fotografía

Cómo adaptarse a los cambios de gravedad

Esta imagen al microscopio es una ampliación de la raíz de la planta 'Arabidopsis thaliana'. En mayo de 2015, unos 200 brotes de este tipo participaron en un vuelo espacial para estudiar cómo se adaptan a los cambios de gravedad, desde la falta de ella hasta las condiciones de hipergravedad.
Peces en órbita
6 de 11
Comparte la fotografía

Peces en órbita

Un pez arroz japonés vive y es estudiado a bordo de la ISS para ver cómo afecta la falta de gravedad a sus huesos, lo que puede ayudar a entender a los científicos por qué los astronautas sufren un descenso en la masa ósea cuando pasan mucho tiempo en el espacio.
Disolviendo pastillas
7 de 11
Comparte la fotografía

Disolviendo pastillas

En un futuro próximo, la ISS será escenario de un nuevo experimento, enfocado a aprender más sobre interacción entre líquidos y sólidos y cómo se disuelven algunos medicamentos. Esto permitirá diseñar píldoras y pastillas más fáciles de ingerir aquí en la Tierra.
Vida de un calabacín espacial
8 de 11
Comparte la fotografía

Vida de un calabacín espacial

En 2012, el astronauta Don Petit cultivó un calabacín a bordo de la ISS que se hizo famoso, como autor de un peculiar blog llamado Cartas a la tierra. "Hoy he sido consciente de la presencia de mis compañeros de tripulación por primera vez. Un brote necesita unos cuantos días para acostumbrarse a lo que tiene alrededor. Uno de ellos es mi jardinero, que riega mis raíces cada día. Me ha parecido oír que estamos en una nave orbitando la tierra y que somos parte de una misión larga. Como tripulante, no estoy seguro de cuál es mi papel, pero estoy listo para contribuir en lo que pueda".
Microbios en el espacio
9 de 11
Comparte la fotografía

Microbios en el espacio

Microbios terrestres en un nuevo entorno. Eso es lo que estudia el experimento Microbial Tracking: la adaptación y evolución durante un año de este tipo de organismos unicelulares que se encuentran en el aire y las superficies de la ISS.
Robonauta
10 de 11
Comparte la fotografía

Robonauta

Este torso robótico con dos brazos puede manipular objetos y trabajar en ambientes de alto riesgo, se maneja a distancia, utilizando un chaleco cuyos movimientos imita, e incluso se puede operar desde el control de tierra. Se espera que en el futuro se complete con unas piernas y pueda realizar tareas tanto dentro como fuera de la ISS.

Calabacines que contaron su aventura espacial y pacientes peces que sufren en sus espinas la falta de gravedad. La Estación Espacial Internacional (ISS) es un enorme laboratorio situado sobre nuestras cabezas donde los astronautas desarrollan todo tipo de experimentos que no solo abren el camino de la posible exploración y colonización del espacio, sino que amplían el conocimiento en materias como la física fundamental o la medicina.

Todos esos experimentos son complejos y espectaculares, aunque solo sea por el entorno en que se desarrollan, pero algunos de ellos se llevan la palma. Estos son los que más nos han gustado.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios