La tecnología al servicio de la recuperación de datos

  • Pantalla completa
Instalaciones de la empresa OnRetrieval.
1 de 20
Comparte la fotografía

Instalaciones de la empresa OnRetrieval.

 Un móvil con la pantalla rota que ha requerido la recuperación de la información que contenía.
2 de 20
Comparte la fotografía

Un móvil con la pantalla rota que ha requerido la recuperación de la información que contenía.

 Proceso de trabajo con un dispositivo.
3 de 20
Comparte la fotografía

Proceso de trabajo con un dispositivo.

 Una de las zonas de trabajo de la empresa.
4 de 20
Comparte la fotografía

Una de las zonas de trabajo de la empresa.

Distintos modelos de móviles con los que han trabajado.
5 de 20
Comparte la fotografía

Distintos modelos de móviles con los que han trabajado.

 Uno de los trabajadores de OnRetrieval.
6 de 20
Comparte la fotografía

Uno de los trabajadores de OnRetrieval.

 Un dispositivo sobre el que han trabajado para recuperar información.
7 de 20
Comparte la fotografía

Un dispositivo sobre el que han trabajado para recuperar información.

 Dispositivos en la sede de la empresa.
8 de 20
Comparte la fotografía

Dispositivos en la sede de la empresa.

 Parte del equipo de la compañía.
9 de 20
Comparte la fotografía

Parte del equipo de la compañía.

 Uno de los casos a los que se enfrentan habitualmente.
10 de 20
Comparte la fotografía

Uno de los casos a los que se enfrentan habitualmente.

 Equipos en pleno funcionamiento.
11 de 20
Comparte la fotografía

Equipos en pleno funcionamiento.

 Otro de los dispositivos de la compañía.
12 de 20
Comparte la fotografía

Otro de los dispositivos de la compañía.

Sede de OnRetrieval.
13 de 20
Comparte la fotografía

Sede de OnRetrieval.

Uno de los miembros del equipo.
14 de 20
Comparte la fotografía

Uno de los miembros del equipo.

 Uno de los rincones de trabajo.
15 de 20
Comparte la fotografía

Uno de los rincones de trabajo.

Más miembros del equipo.
16 de 20
Comparte la fotografía

Más miembros del equipo.

 Oficina de la compañía.
17 de 20
Comparte la fotografía

Oficina de la compañía.

 Equipos con los que trabajan.
18 de 20
Comparte la fotografía

Equipos con los que trabajan.

Equipos portátiles.
19 de 20
Comparte la fotografía

Equipos portátiles.

Una inundación o un incendio son solo dos de los casos extremos que pueden acabar con la vida útil de un disco duro, pero no son los únicos. A pesar de que parezca imposible, los dispositivos afectados por cualquier tipo de catástrofe, incluidos los errores humanos y los virus, pueden tener una segunda oportunidad

Si para intentarlo se recurre a un servicio profesional, el proceso comenzará con un diagnóstico del estado del dispositivo y la causa del fallo, su estabilización -reparando la avería-, la extracción y el análisis. Para ello, se clonarán los datos y, a partir de esa copia, se extraerá la información, según explica Ricardo Labiaga, director técnico de OnRetrieval, empresa dedicada a la recuperación de datos.

Para evitar llevarnos un susto, los expertos recomiendan hacer 'backups' de la información; no llenar el disco duro hasta el límite; hacer un mantenimiento rutinario del dispositivo y, de vez en cuando, hacer un 'backup', formatear el disco y volver a ponerlo en marcha. 

La recuperación de datos también es clave en procesos judiciales. Por ejemplo, en el caso de los móviles resulta sencillo deshacerse de un whatsapp indeseado pero si después hay que recuperarlo para emplearlo como prueba en un juicio, será preciso realizar una extracción forense. "Desde el primer momento es necesario que siga toda la cadena de custodia para poder presentarlo como una evidencia jurídica", apunta César Cabanas, director comercial de OnRetrieval.

Aunque muchos de los casos de recuperación de información en ordenadores, móviles y tabletas concluyen con éxito, la garantía no es absoluta. De hecho, si por ejemplo una empresa descarta para sus equipos un borrado estándar -del que sí se puede recuperar información- y recurre a un borrado seguro realizado por profesionales el proceso no se podrá revertir. En este borrado se sobrescribe la información y se hace un número determinado de pasadas. Así, la información desaparece, aunque deja un rastro: se puede identificar si el dispositivo ha sido borrado de forma intencionada, e incluso a veces se puede concretar la fecha en la que se hizo y cuántas veces se borró.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios