Megaestructuras construidas con materiales inverosímiles

  • Pantalla completa
Casa de LEGO
1 de 16
Comparte la fotografía

Casa de LEGO

No puede decirse que las piezas de LEGO sean un material de construcción inesperado, porque esa es precisamente su función, pero no es habitual que alguien los utilice para construir una casa a tamaño real. Es lo que hizo James May, un presentador británico que usó 3,3 millones de piezas en esta construcción. Sin embargo, no tuvo un final feliz: conseguida la hazaña, nadie estaba interesado en comprar la casa, que fue demolida y las piezas donadas a causas benéficas.
Un avión de cartones de huevo
2 de 16
Comparte la fotografía

Un avión de cartones de huevo

Este avión británico, conocido como Spitfire durante la II Guerra Mundial, está hecho de 6.500 cartones de huevos. Fue construido por los escultores Jack Munro y Charlotte Austen, que crearon un esqueleto metálico sobre el que pegaron los cartones, hasta conseguir una réplica del avión a tamaño real: 12 metros de largo y 13 de la punta de un ala a la punta de la otra. (Foto: Design Boom)
Un tanque con cartones de huevos
3 de 16
Comparte la fotografía

Un tanque con cartones de huevos

Como parte de la misma exposición, Stuart Murdoch construyó una réplica del tanque The Challenger 2, con más de cinco mil cartones de huevo. Para llevar a cabo su obra necesitó 26 litros de pegamento, más de 10.000 clavos, 15 litros de pintura y más de 5.000 grapas.
La casa de latas de cerveza
4 de 16
Comparte la fotografía

La casa de latas de cerveza

John Milkovisch dedicó varios años de su vida a finales de los 60 a transformar su casa, situada en Houston, Texas, en un monumento a la excentricidad y el reciclaje. Está cubierta con latas de cerveza desplegadas, tapones de botella, etc. Se estima que en total contiene unas 50.000 latas.
El Big Ben con cartas de póker
5 de 16
Comparte la fotografía

El Big Ben con cartas de póker

Bryan Berg es un artista que trabaja para batir el récord de mayores construcciones con cartas. Aquí está con una de sus mayores obras: una recreación del Big Ben y las casas del Parlamento de Londres. Tardó 7 días en terminarla y utilizó 50.000 cartas, sin pegamento ni cinta adhesiva.
El castillo de naipes más alto del mundo
6 de 16
Comparte la fotografía

El castillo de naipes más alto del mundo

Con casi 8 metros de altura, esta es la construcción hecha de cartas más alta jamás construida. Contiene más de 55.000 naipes.
Catedral de cartón
7 de 16
Comparte la fotografía

Catedral de cartón

En febrero de 2011 un terremoto afectó a la ciudad australiana de Christchurch, dejando dañada su catedral. El estudio Shigeru Ban Architects diseñó y construyó un edificio temporal para que el culto pudiese continuar mientras se acometían las obras necesarias: la basó en el cartón, un material barato y sencillo de manejar, con 6 metros de alto y capacidad para 700 personas.
Minas Tirith de cerillas
8 de 16
Comparte la fotografía

Minas Tirith de cerillas

Los fans de El Señor de los Anillos reconocerán esta construcción. Es Minas Tirith, la ciudad principal del reino de Gondor en el universo ideado por Tolkien, reconstruida a escala con 420.000 cerillas. Es obra de Pat Acton, que lleva utilizando cerillas como material de construcción desde finales de los 70.
Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería
9 de 16
Comparte la fotografía

Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería

En esta ocasión, Pat Acton utilizó 600.000 cerillas para construir una réplica del colegio al que acuden los protagonistas de la saga de Harry Potter. Acton necesitó casi tres años y unos 4 litros de pegamento de carpintero para concluirla.
Palacio de Sal
10 de 16
Comparte la fotografía

Palacio de Sal

Este edificio es un hotel construido en 1998 con bloques de sal. Se encuentra en el Salar de Uyuni, el mayor desierto de sal del mundo, a 350 kilómetros de La Paz, en Bolivia.
Un camión de cerillas
11 de 16
Comparte la fotografía

Un camión de cerillas

Janusz Urbanski, minero y trabajador del acero polaco, lleva años construyendo todo tipo de objetos a partir de cerillas y pegamento. Este es uno de sus camiones (Kacper Pempel - Reuters).
El Golden Gate
12 de 16
Comparte la fotografía

El Golden Gate

Urbanski es también autor de esta réplica del Golden Gate de San Francisco de cerillas (Kacper Pempel - Reuters).
El artista entre cerillas
13 de 16
Comparte la fotografía

El artista entre cerillas

Januzs Urbansk trabaja en su próxima escultura (Kacper Pempel - Reuters).
Casa de botellas
14 de 16
Comparte la fotografía

Casa de botellas

En 1980, Edouard Arsenault construyó en la isla del Príncipe Eduardo, en Canadá, una casa hecha con unas 12.000 botellas de vidrio, una idea que se le ocurrió después de ver fotos de un castillo de cristal. Recolectó las botellas de restaurantes, bares y otros locales de la zona. Cuando comenzó a correr la voz de su proyecto, sus vecinos comenzaron a enviarle todas las que podrían encontrar. Su casa se terminó convirtiendo en una atracción turística, y hoy además de ese edificio hay una capilla y una taberna en el mismo recinto, también hechas con botellas.
El Halcón Milenario de cajas de cartón
15 de 16
Comparte la fotografía

El Halcón Milenario de cajas de cartón

Thomas Richner decidió que antes de tirar todas las cajas viejas de su trastero, iba a darles un nuevo uso. Mucho pegamento y 140 horas después, había completado una réplica increíblemente detallada de una de las naves espaciales icónicas de la saga Star Wars.
Maquetas enormes hechas de cerillas o iglesias fabricadas en cartón. A la hora de construir, ya sea en grande o en pequeño, cualquier material que esté a mano puede valer. Aquí van algunos ejemplos de que se pueden hacer grandes obras con los objetos más inesperados. 
Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios