Del puente Tay al Titanic: veinte desastres de la historia de la ingeniería

  • Pantalla completa
El Ford Pinto
1 de 20
Comparte la fotografía

El Ford Pinto

El Ford Pinto fue un coche de gran éxito comercial en EEUU en los 70. Sin embargo, tenía dos graves fallos de seguridad: el depósito de combustible estaba detrás del eje trasero, por lo que explotaba con gran facilidad en caso de colisión por detrás, y la carrocería era endeble, así que se deformaba en seguida y las puertas quedaban bloqueadas. La combinación de ambas provocaba que, en caso de accidente, los pasajeros quedasen atrapados en un vehículo en llamas.

La presa de St. Francis
2 de 20
Comparte la fotografía

La presa de St. Francis

Fue diseñada y construida entre 1924 y 1926 como parte de la infraestructura para proveer de agua la ciudad. A medida que se llenaba aparecieron algunas grietas, aunque nadie pareció preocuparse. El 12 de marzo de 1928 la presa se derrumbó, y el agua se llevó por delante más de 400 vidas.
La plataforma Piper Alpha
3 de 20
Comparte la fotografía

La plataforma Piper Alpha

Situada en el mar del Norte, la plataforma Piper Alpha era de las más productivas del mundo. El 6 de julio de 1988, una serie de explosiones la destruyeron totalmente, matando por el camino a 167 personas. En este caso el fallo se debió, según una investigación posterior, en un descuido al sustituir una bomba y una válvula de seguridad.
El puente Tay
4 de 20
Comparte la fotografía

El puente Tay

El Estuario del Tay, en Escocia, se puede cruzar por un puente que mide unos tres kilómetros. Inaugurado originalmente en 1871, una violenta tormenta derrumbó la sección central en 1879, justo cuando un tren pasaba por encima. Causó la muerte de más de 75 personas. Malos materiales y errores de diseño causaron el derrumbamiento.
Las pasarelas del hotel Hyatt Regency de Kansas City
5 de 20
Comparte la fotografía

Las pasarelas del hotel Hyatt Regency de Kansas City

La noche del 17 de julio de 1981, el hotel Hyatt Regency de Kansas City, en Missouri, celebraba una competición de baile. Las pasarelas estaban a reventar de espectadores cuando fallaron y se derrumbaron, causando la muerte de más de cien personas. En la investigación posterior se encontraron modificaciones estructurales del diseño original sin la aprobación de los ingenieros.
El RMS Titanic
6 de 20
Comparte la fotografía

El RMS Titanic

Construido entre 1909 y 1912, este barco inglés fue el transatlántico más grande del mundo. La noche del 14 de abril de 1912, durante su viaje inaugural, se hundió, causando la muerte de 1.514 personas. La temeridad de navegar a toda velocidad cuando había icebergs cerca, la lentitud de giro de una nave tan grande y un diseño más pensado en el lujo que en la seguridad causaron la catástrofe.
El portaaviones USS Forrestal
7 de 20
Comparte la fotografía

El portaaviones USS Forrestal

En julio de 1967 un incendio prendió a bordo del portaaviones estadounidense Forrestal. Al parecer, una anomalía eléctrica provocó que se liberase un cohete Zuni sobre la cubierta de despegue, desatando una serie de explosiones en cadena que terminaron matando a 134 marineros e hiriendo a otros 160. El barco sobrevivió pero sufrió daños equivalentes a más de 500 millones de dólares anuales. El hoy senador John McCain fue uno de los supervivientes.
El dirigible Hindenburg
8 de 20
Comparte la fotografía

El dirigible Hindenburg

El Hindenburg cruzó 17 veces el Atlántico durante su primer año de uso, pero el 6 de mayo de 1937, cuando trataba de aterrizar en Nueva Jersey, se prendió fuego y causó la muerte de 36 de sus 97 pasajeros. Estudios recientes apuntan a que las llamas, causadas por una descarga eléctrica que prendió los 200 millones de litros de hidrógeno, fue también alimentado por el material inflamable del que estaba hecha la cubierta.
La nave Génesis
9 de 20
Comparte la fotografía

La nave Génesis

La Genesis fue enviada al espacio a recoger muestras de viento solar. Se diseñó un protocolo especial de reentrada en la atmósfera terrestre para que el ajetreo no dañase los materiales recogidos, pero nada salió como debía: debido a un fallo de montaje (sensores que se colocaron al revés) la sonda no interpretó que se acercaba al suelo así que no frenó ni activó el paracaídas. Terminó estrellándose en el desierto de Utah el 8 de septiembre de 2004.
La central de Chernóbil
10 de 20
Comparte la fotografía

La central de Chernóbil

El 26 de abril de 1986 tenía lugar el accidente nuclear más famoso de la historia. Durante una simulación de un corte eléctrico en la central, para comprobar si la energía de las turbinas era suficiente para poner en marcha las bombas de refrigeración en caso de fallo, se produjo un aumento súbito de la potencia en el reactor 4 que sobrecalentó el núcleo, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno de su interior.
La sonda Mars Climate Orbiter
11 de 20
Comparte la fotografía

La sonda Mars Climate Orbiter

La MCO llegó a Marte el 23 de septiembre de 1999 y su misión era estudiar el clima del planeta rojo, y debía posarse en su superficie un par de meses después. En vez de eso, se destruyó por la fricción de la atmósfera. El fallo de cálculo se produjo porque el equipo de control en Tierra realizó las mediciones en pies, pero la nave calculaba en metros.
El navío Vasa
12 de 20
Comparte la fotografía

El navío Vasa

El Vasa fue un navío sueco construido entre 1626 y 1628 por orden del rey Gustavo II Adolfo. Naufragó en su viaje inaugural: un fuerte viento azotó al barco, que se inclinó un poco, provocando que toda la carga no atada se desplazase, inclinase el barco aún más, terminase entrando agua y acabase en el fondo del mar. Fue rescatado en 1961.
El telescopio Hubble
13 de 20
Comparte la fotografía

El telescopio Hubble

Poco después de situarlo en órbita en 1990, la NASA se dio cuenta de que las imágenes que enviaba el telescopio Hubble tenían peor calidad de lo esperado. Uno de sus principales espejos estaba mal pulido. En 1993, una tripulación partió para ponerle 'gafas' al telescopio: dos nuevos espejos diseñados para corregir el fallo.
Gran apagón de 1965
14 de 20
Comparte la fotografía

Gran apagón de 1965

El 9 de noviembre de 1965, un apagón afectó durante unas 13 horas más de 200.000 kilómetros cuadrados de Ontario, en Canadá, así como a varios estados de EEUU. La causa fue humana: en un trabajo de mantenimiento se fijó demasiado bajo el límite en el que debía saltar un relay de seguridad. En el frío de noviembre, un aumento de consumo empujó el sistema a un pico de producción que hizo saltar el automático. Esto produjo una serie de fallos en cadena que dejó a oscuras a 30 millones de personas.
El avión McDonnel Douglas DC-10
15 de 20
Comparte la fotografía

El avión McDonnel Douglas DC-10

El primero de estos aviones despegó el 29 de agosto de 1970, y durante sus primeros años sufrió una serie de accidentes debido a fallos en el diseño de sus puertas de carga, que se abrían hacia fuera, y no hacia dentro como era habitual, para permitir el llenado de todo el espacio. En total, 1.261 personas han muerto en 55 accidentes ocurridos en estos aviones.
El Puente del Milenio
16 de 20
Comparte la fotografía

El Puente del Milenio

Inaugurado en Londres en 2000 como un modo de cruzar el río Támesis, los peatones en seguida se dieron cuenta de que algo no iba bien: la calzada se bamboleaba y temblaba bajo sus pies, hasta el punto de causar mareos y caídas. Se cerró, arregló (costó 8 millones de dólares hacerlo) y volvió a abrirse de nuevo. Algunos expertos aseguran que la causa era el exceso de gente sobre el puente al mismo tiempo.
El Aeropuerto Internacional de Kansai
17 de 20
Comparte la fotografía

El Aeropuerto Internacional de Kansai

No fue un desastre, pero sí un tremendo desafío con muchos obstáculos. Está construido sobre una isla artificial, diseñada teniendo en cuenta los posibles terremotos y tifones. Se empezó en 1987 y para 1990 ya se había hundido 8 metros más de lo previsto. Se convirtió en el trabajo de ingeniería civil más caro de la historia moderna: 20 años de planificación, 3 de construcción y miles de millones invertidos. Se construyeron columnas ajustables para soportar la isla, y el aeropuerto se inauguró en 1994. Se considera uno de los diez Monumentos de la ingeniería civil del milenio.
El cohete Ariane 5
18 de 20
Comparte la fotografía

El cohete Ariane 5

El Ariane 5 era el sucesor del Ariane 4, creado por la Agencia Espacial Europea para situarse en el escenario de la carrera espacial. El 4 de junio de 1996, una primera versión de este cohete explotaba poco después de despegar. Se trató de un fallo de 'software': era el mismo del Ariane 4 pero en un vehículo mucho más potente. El exceso de información volvió loco al programa, que transmitió instrucciones erróneas al ordenador central. Este quiso corregir una desviación inexistente y situó al cohete en una dirección imposible.
El puente Zubizuri
19 de 20
Comparte la fotografía

El puente Zubizuri

Esta obra de Calatrava construida en Bilbao ha sido la pesadilla del ayuntamiento por varios motivos. Uno de ellos es que la pasarela original era de cristal, que resbalaba notablemente al mojarse, algo que ocurre fácilmente en la ciudad vasca, donde llueve más de 120 días al año. Para evitar que los bilbaínos diesen con sus huesos en el suelo, se cubrió con una alfombra que le quitaba glamour pero le daba seguridad.

Entre puentes espectaculares y asombrosas muestra de diseño aeroespacial, la historia de la ingeniería cuenta, como la de todas las disciplinas, con algunos capítulos desastrosos: edificios que se cayeron, barcos que se hundieron, aviones que explotaron.

Si bien esos accidentes o errores sirvieron para que los siguientes aprendiesen y mejorasen, en su momento fueron auténticas tragedias en muchos casos. Estos son algunos de esos desastres, o al menos enormes desafíos, que marcaron la historia de la ingeniería

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios