Las bases científicas más remotas del mundo

  • Pantalla completa
Máxima comodidad
1 de 19
Comparte la fotografía

Máxima comodidad

La estación británica Halley VI está compuesta de ocho módulos que pueden desplazarse si las adversidades meteorológicas lo exigen.

Rodeados de osos
2 de 19
Comparte la fotografía

Rodeados de osos

La remota isla rusa de Vaygach cuenta con una pequeña estación en la que los investigadores estudian las temperaturas del océano ártico. El año pasado, varios científicos quedaron atrapados en su interior debido a un par de osos polares que rodearon el habitáculo, a los que no pudieron ahuyentar con bengalas.

La India en la Antártida
3 de 19
Comparte la fotografía

La India en la Antártida

El país surasiático también cuenta con presencia en el continente helado gracias a la estación de investigación Bharati.
 La India en la Antártida
4 de 19
Comparte la fotografía

La India en la Antártida

La estación Bharati lleva operativa desde 2012 y está centrada en estudios oceanográficos y geológicos.
 La India en la Antártida
5 de 19
Comparte la fotografía

La India en la Antártida

La estación Bharati no es la única con la que cuenta el país asiático en la Antártida. Esta, junto con otras dos, convierten a la India en uno de los nueve países que tienen varios centros de investigación en el continente.

Cero emisiones
6 de 19
Comparte la fotografía

Cero emisiones

La estación Princesa Elisabeth es la aportación de Bélgica a la investigación de la Antártida. Su forma aerodinámica permite resistir ventiscas de 300 kilómetros por hora.
Cero emisiones
7 de 19
Comparte la fotografía

Cero emisiones

La Princesa Elisabeth es una estación de cero emisiones. La energía solar y eólica permite abastecer el centro en el que habitan dieciséis científicos.
 Máxima comodidad
8 de 19
Comparte la fotografía

Máxima comodidad

Las estaciones de investigación modernas como la Halley están equipadas con todas las comodidades para poder alternar trabajo y ocio.
 Máxima comodidad
9 de 19
Comparte la fotografía

Máxima comodidad

Billar, televisión, salas de descanso... La Halley VI es un auténtico refugio en el que guarecerse cuando las condiciones meteorológicas de la Antártida hacen imposible cualquier salida.
Laboratorio móvil
10 de 19
Comparte la fotografía

Laboratorio móvil

Estas bases remotas no tienen por qué estar fijas. Expediciones como la de Malaspina convierten barcos enteros en laboratorios donde la rutina y el ocio se alternan en pro del conocimiento.
El correo siempre llega
11 de 19
Comparte la fotografía

El correo siempre llega

Las estaciones científicas remotas deben estar acompañadas de las infraestructuras más básicas, y eso incluye el servicio de correos. No existe una oficina postal más al norte en todo el mundo que esta, situada en Noruega.
Museos en medio de la nada
12 de 19
Comparte la fotografía

Museos en medio de la nada

Una cadena de islas en Noruega, a sólo 1.200 kilómetros del Polo Norte, intenta promover el turismo a la par que la investigación. Esta antigua estación de radio es hoy en día un museo dedicado al telégrafo.
El primer explorador
13 de 19
Comparte la fotografía

El primer explorador

Roald Amundsen fue el primer explorador en llegar al Polo Sur. Hoy, su busto protege la entrada de esta estación científica noruega, situada en una cadena de islas cercana al Polo Norte.
Reinvención científica
14 de 19
Comparte la fotografía

Reinvención científica

Este conjunto de islas vivía de la minería hasta no hace mucho. Cuando Noruega decidió dejar de extraer este recurso contaminante, sus 2.000 habitantes decidieron apostar por el turismo y la investigación.
Vistas privilegiadas
15 de 19
Comparte la fotografía

Vistas privilegiadas

Cuando el trabajo y el tiempo lo permiten, los investigadores pueden disfrutar de auroras boreales y vistas únicas en el mundo, como demuestra este atardecer en la base noruega de Ny-Alesund.
En medio de la nada
16 de 19
Comparte la fotografía

En medio de la nada

Las nuevas tecnologías y las comodidades de las que disponen estos investigadores pueden hacernos olvidar el hecho de que en ocasiones viven a miles de kilómetros del ser humano más cercano.
Un reto tecnológico
17 de 19
Comparte la fotografía

Un reto tecnológico

Comunicar estos centros de investigación, que además requieren la mejor conexión posible a internet, puede suponer todo un reto.
Todo por la ciencia
18 de 19
Comparte la fotografía

Todo por la ciencia

Gracias a los valientes que conviven a miles de kilómetros de casa es posible que la ciencia avance en temas tan relevantes para la Humanidad como el cambio climático.

Cuando pensamos en un científico suele venir a la mente la imagen de una persona atareada con bata en un laboratorio lleno de probetas y artilugios de ciencia ficción. Pero esta idea es sólo una parte del trabajo investigador.

Mientras tanto, biólogos, ecólogos y climatólogos conviven en estaciones apartadas en la Antártida y barcos científicos en medio del océano en estaciones móviles que hacen a la vez de laboratorio y hogar.

En Teknautas hemos reunido algunas de las mejores fotos de estos refugios científicos que nos recuerdan a esos investigadores que trabajan sin descanso a miles de kilómetros de sus casas, aislados y a temperaturas extremas.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios