¿Qué son las ‘sensitive cities’? Aquí puedes ver cuatro ejemplos

  • Pantalla completa
Seattle (Estados Unidos)
1 de 5
Comparte la fotografía

Seattle (Estados Unidos)

En Seattle tenían un serio problema: el traslado de sus basuras y residuos era largo y complejo, con lo que además generaba una huella ambiental inaceptable en pleno siglo XXI. Como cuenta CBRE, la ciudad solucionó este problema con un chip que monitorizó el viaje de los residuos por toda la ciudad y propuso rutas alternativas para ser mucho más sostenible.

Toronto (Canadá)
2 de 5
Comparte la fotografía

Toronto (Canadá)

En una de las ciudades más importantes de Canadá, el modestísimo barrio de Quayside vive prácticamente de la actividad industrial, pero por las noches sus calles se quedan total y completamente vacías e inundadas de basura. El ayuntamiento apostó por transportar dichos residuos a través de tubos subterráneos, no solo para reducir las emisiones, sino también para darle una nueva vida al barrio, que ahora está plagado de zonas verdes.

Bogotá (Colombia)
3 de 5
Comparte la fotografía

Bogotá (Colombia)

Con 7,18 millones de habitantes, Bogotá tiene un verdadero problema a la hora de transportar a sus ciudadanos, tanto con sus vehículos como con sus frecuencias y sus emisiones de dióxido de carbono. Para solucionar este conflicto, la ciudad lanzó en el año 2000 el programa BRT o Autobús de Tránsito Rápido (Bus Rapid Transit), que no solo ha mejorado las comunicaciones sino que además, desde entonces, ha reducido 350.000 toneladas de emisiones de CO2 de manera anual.

Cádiz (España)
4 de 5
Comparte la fotografía

Cádiz (España)

Cádiz se ha convertido en uno de los principales motores de la energía renovable en todo nuestro país. Y mucho más en Andalucía, donde el 24% de todas las energías renovables proceden de esta ciudad. ¿Cómo? A base de instalar fuentes eólicas, solares y marinas. Además, la empresa eléctrica municipal suministra energía renovable a más de 60.000 clientes en todo el territorio.

En todo el mundo está en auge el modelo de las ‘smart cities’, aunque tienen un problema: todas ellas parten de tecnologías estandarizadas y aptas para cualquier ciudad, con lo que Nueva York podría tener la misma tecnología que una ciudad mucho más modesta como Verona, en Italia. Frente este concepto existe el de las ‘sensitive cities’, que apuesta por diseñar tecnologías con una adaptación concreta a cada ciudad. Aquí te mostramos cuatro ejemplos. 

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios