La última iglesia española en el Sáhara

  • Pantalla completa
Semlali Mohamed Fadel “Bouh” en la Iglesia del Carmen. (E. Vaquerizo)
1 de 12
Comparte la fotografía

Semlali Mohamed Fadel “Bouh” en la Iglesia del Carmen. (E. Vaquerizo)

Semlali Mohamed Fadel “Bouh” muestra la Iglesia del Carmen. (E. Vaquerizo)
2 de 12
Comparte la fotografía

Semlali Mohamed Fadel “Bouh” muestra la Iglesia del Carmen. (E. Vaquerizo)

Semlali Mohamed Fadel “Bouh” enseña fotos antiguas de lo que fue Villa Cisneros (E. Vaquerizo)
3 de 12
Comparte la fotografía

Semlali Mohamed Fadel “Bouh” enseña fotos antiguas de lo que fue Villa Cisneros (E. Vaquerizo)

Sala de rehabilitación de la Asociación de Discapacitados de Dakhla, que dirige Bouh. (E. Vaquerizo)
4 de 12
Comparte la fotografía

Sala de rehabilitación de la Asociación de Discapacitados de Dakhla, que dirige "Bouh". (E. Vaquerizo)

Entrada a una factoría pesquera. (E. Vaquerizo)
5 de 12
Comparte la fotografía

Entrada a una factoría pesquera. (E. Vaquerizo)

Jaima en una calle de Dakhla. (E. Vaquerizo)
6 de 12
Comparte la fotografía

Jaima en una calle de Dakhla. (E. Vaquerizo)

La Iglesia del Carmen en los años 50
7 de 12
Comparte la fotografía

La Iglesia del Carmen en los años 50

La Iglesia del Carmen, hoy. (E. Vaquerizo)
8 de 12
Comparte la fotografía

La Iglesia del Carmen, hoy. (E. Vaquerizo)

Parte trasera de la iglesia. (E. Vaquerizo)
9 de 12
Comparte la fotografía

Parte trasera de la iglesia. (E. Vaquerizo)

Inmigrantes subsaharianos asisten a una misa en la moderna Iglesia del Carmen. (E. Vaquerizo)
10 de 12
Comparte la fotografía

Inmigrantes subsaharianos asisten a una misa en la moderna Iglesia del Carmen. (E. Vaquerizo)

Tumbas anónimas de los migrantes muertos en el desierto. (E. Vaquerizo)
11 de 12
Comparte la fotografía

Tumbas anónimas de los migrantes muertos en el desierto. (E. Vaquerizo)

La Iglesia del Carmen es uno de los pocos vestigios que quedan de la colonia española en Dakhla, la antigua Villa Cisneros. Sigue en pie gracias a la intervención de Semlali Mohamed Fadel “Bouh”, saharaui, musulmán, minusválido y activista, que se enfrentó a las autoridades para impedir su derribo en 2004, en medio de una campaña para borrar los rastros del antiguo Sáhara Español.

¿Por qué lo hizo? “Supongo que por agradecimiento a mi pasado y a mi estancia en España pero también para demostrar a las autoridades marroquíes que no podían hacer todo lo que quisieran. Si se destruía la Iglesia se borraba parte, no solo de la historia española, sino del pueblo saharaui”, dice hoy.

 

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios