Cuando tu hijo se convierte en novicio de Buda

  • Pantalla completa
Danusorn Sdisaithaworn posa para la cámara durante el rito de iniciación, en Mae Hong Son, Tailandia | Reuters
1 de 11
Comparte la fotografía

Danusorn Sdisaithaworn posa para la cámara durante el rito de iniciación, en Mae Hong Son, Tailandia | Reuters

Familiares lavan a los niños antes del tradicional rito de iniciación para convertirse en novicios budistas, en Mae Hong Son | Reuters
2 de 11
Comparte la fotografía

Familiares lavan a los niños antes del tradicional rito de iniciación para convertirse en novicios budistas, en Mae Hong Son | Reuters

Tres niños rezan por una comerciante en un mercado durante la celebración del Poy Sang Long, en Mae Hong Son | Reuters
3 de 11
Comparte la fotografía

Tres niños rezan por una comerciante en un mercado durante la celebración del Poy Sang Long, en Mae Hong Son | Reuters

Una mujer embadurna a un niño con una pasta hecha con corteza de árbol durante la celebración del Poy Sang Long, el rito para convertirse en novicio budista | Reuters
4 de 11
Comparte la fotografía

Una mujer embadurna a un niño con una pasta hecha con corteza de árbol durante la celebración del Poy Sang Long, el rito para convertirse en novicio budista | Reuters

Varios monjes afeitan la cabeza de unos niños antes del Poy Sang Long, en Mae Hong Son | Reuters
5 de 11
Comparte la fotografía

Varios monjes afeitan la cabeza de unos niños antes del Poy Sang Long, en Mae Hong Son | Reuters

Tres niños bailan sobre los hombros de sus familiares durante la celebración del Poy Sang Long | Reuters
6 de 11
Comparte la fotografía

Tres niños bailan sobre los hombros de sus familiares durante la celebración del Poy Sang Long | Reuters

Tres niños comen tras rezar en casa de un familiar durante la celebración anual del Poy Sang Long, en Tailandia | Reuters
7 de 11
Comparte la fotografía

Tres niños comen tras rezar en casa de un familiar durante la celebración anual del Poy Sang Long, en Tailandia | Reuters

Niños con la cabeza afeitada durante la celebración del Poy Sang Long, en Mae Hong Son, Tailandia | Reuters
8 de 11
Comparte la fotografía

Niños con la cabeza afeitada durante la celebración del Poy Sang Long, en Mae Hong Son, Tailandia | Reuters

Varios niños preparan sus túnicas de novicios en un templo donde vivirán temporalmente, en Mae Hong Son | Reuters
9 de 11
Comparte la fotografía

Varios niños preparan sus túnicas de novicios en un templo donde vivirán temporalmente, en Mae Hong Son | Reuters

Un niño entra en el templo de Wat Klang Thung durante los preparativos para la celebración del Poy Sang Long | Reuters
10 de 11
Comparte la fotografía

Un niño entra en el templo de Wat Klang Thung durante los preparativos para la celebración del Poy Sang Long | Reuters

Vestidos con ropajes de brillantes colores y elaborados tocados, con colorete en las mejillas y los labios pintados, alrededor de 50 menores tailandeses realizan un rito de iniciación para convertirse en novicios budistas.

Las túnicas anaranjadas o azafrán de los monjes budistas en el Sudeste Asiático apenas han variado su estética desde que Buda creó sendas órdenes de mujeres y hombres mendicantes hace 25 siglos. Como era habitual entre los ascetas de la época, los primeros monjes budistas confeccionaban sus túnicas o "kasaya" con retazos desechados de tela que encontraban en la calle para exhibir su austeridad.

Según las escrituras budistas, Buda recibió su primera túnica al abandonar el palacio de su padre para iniciar la vida ascética. En Tailandia solían utilizarse las raíces y la corteza del árbol de yaca, lo que daba un tono anaranjado a las túnicas, aunque hoy en día es más habitual utilizar tintes químicos.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios