Rjukan y Viganella: dos pueblos iluminados por espejos

  • Pantalla completa
1 de 10
Comparte la fotografía
Plaza del pueblo de Rjukan iluminada por los espejos gigantes.
2 de 10
Comparte la fotografía
Pierfranco Midali, alcalde la ciudad de Viganella controla unos 40 metros cuadrados de espejo situados en la cima, de 1.100 metros de altura, del Monte Scagiola por encima de la pequeña aldea de Viganella en los Alpes italianos. Con una población de sólo 197, esta población adolece de una falta total de sol directo del 2 al 11 de febrero. Un ordenador ahora permite controlar el gran espejo para seguir la trayectoria del sol y reflejar sus rayos creando una superficie de 250 metros cuadrados de luz en la plaza del pueblo durante al menos seis horas al día.
3 de 10
Comparte la fotografía
Helióstatos, motores impulsados ​​por computadora, controlan la posición de los espejos gigantes de Rjukan, siguiendo la trayectoria del Sol para reflejar la luz solar en el valle (Reuters / Tore Meek / NTB Scanpix)
4 de 10
Comparte la fotografía
En la ciudad de Rjukan, Noruega, la gente se reúne frente al ayuntamiento, donde la luz solar es reflejada por los espejos gigantes erigidos en la ladera de la montaña más próxima. Rjukan, una pequeña ciudad industrial de 150 kilometros al oeste de Oslo, se encuentra en el fondo de un valle entre montañas escarpadas en el condado de Telemark, que corta la luz solar directa durante cinco o seis meses al año. Ahora, tres espejos gigantes montados en una montaña cercana reflejarán la luz del sol de invierno en el valle. (Reuters / Tore Meek / NTB Scanpix)
5 de 10
Comparte la fotografía
Espejos gigantes erigidas sobre una ladera de la montaña reflejan la luz solar en la ciudad noruega de Rjukan.
6 de 10
Comparte la fotografía
Un espejo de 8 metros por cinco en Viganella ilumina el pueblo durante el invierno cuando no está nublado.
7 de 10
Comparte la fotografía
Habitantes del pueblo de Viganella en los Alpes italianos durante la operación para informatizar la dirección de los espejos.(Reuters/Remy Steinegger) #
8 de 10
Comparte la fotografía
El pueblo de Viganella se encuentra situada en el valle de Antrona (Italia).
9 de 10
Comparte la fotografía
Trabajadores instalan los espejos programados controlados por ordenador en Viganella.

Los pueblos de Rjukan (Noruega) y Viganella (Italia) se encuentran en profundos valles donde las montañas bloquean la entrada de los rayos del sol durante seis meses al año. Para iluminar los oscuros meses de invierno, los dos pueblos han construido unos gigantescos espejos que siguen al sol y reflejan la luz hacia las poblaciones. Desde 2006, Viganella controla sus espejos por ordenador; Rjukan acaba de hacer lo mismo, lo que ha supuesto un gran avance y un rayo de sol de 600 metros cuadrados en la plaza del pueblo.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios