Ford Focus ST, la deportividad razonable

  • Pantalla completa
Muy pegado al suelo
1 de 9
Comparte la fotografía

Muy pegado al suelo

El Focus normal ya va muy pegado al suelo y en este caso la altura de la carrocería ha sido rebajada para proporcionar el máximo dinamismo al ST.

Asientos Recaro
2 de 9
Comparte la fotografía

Asientos Recaro

Son de serie en toda la gama ST y le proporcionan un estilo interior único y cargado de deportividad.

Carreteras viradas, su terreno ideal
3 de 9
Comparte la fotografía

Carreteras viradas, su terreno ideal

Se mueve bien en todo tipo de carreteras, incluso autopistas o circuitos, pero su terreno ideal son las carreteras viradas en las que muestra su potencial el magnífico motor, el autoblocante o su esquema de suspensiones.

Volante con muchos mandos operativos
4 de 9
Comparte la fotografía

Volante con muchos mandos operativos

No es un volante solo para subir el volumen de la radio, como en otros modelos. En este caso hasta se ajustan los modos de conducción y por ello es un volante y un coche para conductores expertos.

Pensado para disfrutar
5 de 9
Comparte la fotografía

Pensado para disfrutar

Como sus antecesores, este Focus ST es un coche pensado para que la persona que se siente al volante disfrute de la experiencia... aunque sea para ir al trabajo cada día.

Para el día a día o el circuito
6 de 9
Comparte la fotografía

Para el día a día o el circuito

Es un interior muy completo, pero sin estridencias, no hay detalles muy deportivos, todo está pensado para cumplir con su función, incluso en un circuito.

Frenos muy potentes
7 de 9
Comparte la fotografía

Frenos muy potentes

Altura rebajada, autoblocante mecánico, frenos potenciados, todo está pensado para permitir una conducciòn muy rápida.

Proporciones de un deportivo
8 de 9
Comparte la fotografía

Proporciones de un deportivo

En esta imagen trasera es donde mejor se aprecian sus proporciones deportivas. Es un coche muy ancho y muy bajo, pero también bastante corto, para poder moverse rápido entre las curvas.

Ford tiene dos tipos de vehículos de estilo deportivo: los ST, con un comportamiento más normal y que se pueden usar a diario, y las variantes RS, más radicales y pensadas básicamente para la competición. Este Focus ST es el mejor ejemplo de la primera, un coche para usar a diario para ir al trabajo o a llevar a los niños al colegio y el fin de semana para ir al circuito.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios