Bugatti Chiron, el heredero de un imperio

Bugatti Chiron, el heredero de un imperio

  • Pantalla completa
En la sede oficial de Molsheim
1 de 9
Comparte la fotografía

En la sede oficial de Molsheim

Esta es una de las primeras unidades construidas del Chiron frente a la emblemática sede de la marca en Molsheim, Alsacia.

Una fábrica muy especial
2 de 9
Comparte la fotografía

Una fábrica muy especial

Esta es la particular sede industrial de la marca en la que se producen de manera artesanal y sin prisas cada una de las unidades con el legendario escudo en su radiador.

Un motor de 16 cilindros
3 de 9
Comparte la fotografía

Un motor de 16 cilindros

Un operario especializado se ocupa de montar el espectacular motor de 16 cilindros y 1.500 caballos de potencia en su vano motor trasero.

Interior único en amarillo y negro
4 de 9
Comparte la fotografía

Interior único en amarillo y negro

Cada coche tiene un diseño exterior e interior único. Aquí vemos uno en acabado bicolor amarillo y negro. Realmente espectacular.

El primer coche en Estados Unidos
5 de 9
Comparte la fotografía

El primer coche en Estados Unidos

Este fue el primer coche entregado a un cliente de Estados Unidos. Su afortunado propietario lo recibió el pasado verano. 

Solo 500 unidades
6 de 9
Comparte la fotografía

Solo 500 unidades

Del Chironj, el único modelo que fabrica BUgatti en estos momentos, solo se harán 500 unidades, lo que supondrá al menos tres o cuatro años de producción a su ritmo actual.

Hasta 500 km/h
7 de 9
Comparte la fotografía

Hasta 500 km/h

En el marcador central del cuadro de instrumentos el velocímetro llega hasta los 500 km/h, en realidad el coche se queda debajo de esta cifra, sobre los 435 km/h.

El de un propietario en Ginebra
8 de 9
Comparte la fotografía

El de un propietario en Ginebra

En el pasado Salón de Ginebra, en marzo de 2017, la marca mostróen su stand el coche de un propietario al que aún no se le había entregado que lo cedió para esta exposición. Era este coche.

La historia de la marca Bugatti es muy especial. En los años 20 se convirtió en una referencia en el mundo de la competición ganando casi todas las carreras en las que patrticipaba. Posteriormente pasó a hacer coches muy deportivos y otros muy lujosos, como el famoso Bugatti Royale del que solo se hicieron cinco unidades.  La compañía cerró y en los años noventa Romano Artioli, un conocido empresario, relanzó la marca, pero nuevamente se vio obligada a cerrar. Entonces Volkswagen llegó y la salvó definitivamente, lanzando el Veyron y ahora el Chiron.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios