¡Inversor! Aquí tiene seis motivos para apostar por Canadá

  • Pantalla completa
Pulso de la economía global
1 de 7
Comparte la fotografía

Pulso de la economía global

Tanto la economía canadiense como sus mercados financieros son dos de los barómetros de la economía global más infrautilizados. Sin embargo, los datos demuestran que cuando el crecimiento global supera el 4%, su principal índice bursátil suele comportarse mejor que el S&P 500. Además, en los últimos diez años, el S&P/TSX Composite se ha movido en línea con el MSCI Emerging Markets pero, con una gran diferencia respecto a los mercados emergentes: Canadá no tiene el riesgo de la inestabilidad política de estos países.
Incipiente Silicon Valley
2 de 7
Comparte la fotografía

Incipiente Silicon Valley

Cuando se habla de nuevas tecnologías y start ups la mente se va automáticamente al sur de la Bahía de San Francisco en EEUU donde se concentran las mayores compañías del mundo, mientras que Canadá se asocia a fracasos como la quiebra de Nortel y la caída en desgracia de Blackberry. Sin embargo, en el país existen numerosas historias de éxito que están pasando inadvertidas, como es Open Text Corporation, que ha elevado su beneficio más de un 900% desde 2002 o Shopify, que acaba de salir a bolsa en Nueva York esta semana.
Lucha por ser una super potencia energética
3 de 7
Comparte la fotografía

Lucha por ser una super potencia energética

También en lo que a energía se refiere, Canadá queda eclipsado por su hermano mayor norteamericano. El boom del shale oil y el shale gas ha puesto a EEUU en primera línea de todos los informes y medios de comunicación especializados. No obstante, el camino de la independencia energética de la región pasa por "un oleoducto que comienza en Alberta". Así, una vez que el ciclo bajista del crudo termine y la demanda vuelva a incrementarse, todos los proyectos que se han paralizado volverán a activarse y Canadá se situará en primera línea de fuego.
Un banco central innovador
4 de 7
Comparte la fotografía

Un banco central innovador

El Banco Central de Canadá nunca se ha caracterizado por llamar la atención de los inversores, a pesar de ser uno de los más innovadores desde 1990 y que se trata de una de las economías que compone el G7. Pero parece que queda diluido por el efecto vecindad con EEUU. De hecho, el actual gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, antes lo fue en Canadá, donde fue pionero en la utilización del 'forward guidance' que han ido incorporando el resto de bancos centrales para dar pautas a los mercados de sus decisiones. Ahora, su nuevo gobernador, Stephen Poloz, estudia eliminarla... ¿Qué harán el resto?
Riesgo inmobiliario bajo control
5 de 7
Comparte la fotografía

Riesgo inmobiliario bajo control

El sistema financiero de Canadá no sufrió tanto en la crisis como su vecino estadounidense y, de hecho, su sector inmobiliario no vivió un colapso como el de la primera potencia económica del mundo. A pesar de ello, en los últimos años las alertas sobre un sobrecalentamiento del ladrillo en Canadá son constantes, con una tasa de empleo en el sector que alcanzó el 7,9% del total y un mercado que está sobrevalorado en un 30%, según su propio banco central. Sin embargo, si el Gobierno logra un aterrizaje suave del sector inmobiliario, será un completo éxito y eliminará el riesgo que supone la posibilidad de un pinchazo de esta posible burbuja.
Incertidumbre
6 de 7
Comparte la fotografía

Incertidumbre

Uno de los principales problemas que plantea Canadá a la hora de invertir es la incertidumbre sobre el futuro de su economía. Y es que las previsiones de los analistas son tan abundantes como dispares. Desde la entrada en recesión de Standard Chartered Bank al crecimiento del 3% en el segundo trimestre que augura Deustche Bank. Sea como fuere, lo cierto es que todos coinciden en que esta incertidumbre ha aumentado como consecuencia de la celebración de las próximas elecciones, algo que quedará del todo solucionado el 19 de octubre de cara a los próximos cinco años.
Parece que decir Norteamérica es lo mismo que decir Estados Unidos. Pero no es así. Por encima de la primera potencia económica del mundo existe un país que, aunque pasa completamente desapercibido para los inversores y los mercados financieros, tiene mucho que ofrecer. Y es que Canadá es una economía saludable,  estable, que nada en la abundancia y que, en muchas ocasiones, se desmarca de las tendencias globales.
Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios