Ocho gráficos que debe conocer antes de invertir

  • Pantalla completa
Balance de los bancos centrales
1 de 9
Comparte la fotografía

Balance de los bancos centrales

En 2008 y durante seis años, la Fed estuvo comprando activos en mercado como 'treasuries' o MBS. Sin entrar en el impacto real de los QE y anunciado el fin de los mismos, una mejora de las condiciones económicas provocará que la Fed tenga que 'normalizar' su balance. Si lo hace vendiendo activos y dependiendo de la agresividad de esos cierres, puede suponer presión en el mercado de bonos que suponga alza de tipos y volatilidad. Los republicanos han apostado por una reducción rápida del balance, lo que puede tener un impacto muy negativo en el mercado.
Aplanamiento de la curva de tipos
2 de 9
Comparte la fotografía

Aplanamiento de la curva de tipos

Se mide por la diferencia entre la rentabilidad del bono soberano a 10 y dos años. El aplanamiento (cierre del 'spread') significa peligro de curva invertida o negativa. Cuando esto se produce, históricamente la economía ha entrado en desaceleración y puede augurar recesión. Desde 2014, se produce un cambio en la tendencia del diferencial que empieza a reducirse. Sin estar en zona de peligro, hay que ir vigilando cómo evoluciona ese 'spread' en los próximos meses. 
Expectativas de inflación
3 de 9
Comparte la fotografía

Expectativas de inflación

Las expectativas sobre la inflación determinan la inflación futura. Hogares y empresas las toman en cuenta a la hora de realizar operaciones económicas como la negociación de salarios, la fijación de precios o la compra de bienes y servicios. Y, a su vez, esas decisiones afectan al incremento de precios reales. Como los bancos centrales priorizan la estabilidad de precios, esas expectativas son una especie de indicador avanzado a tener en consideración. A día de hoy, parece que el repunte experimentado desde junio de 2016 ha perdido fuerza y esto disipa posibles acciones fuertes sobre los tipos de interés bajo este supuesto. 
Evolución tipos a 10 años
4 de 9
Comparte la fotografía

Evolución tipos a 10 años

El bono a 10 años indica, en esta línea de análisis, la confianza que tienen los inversores en el crecimiento económico. En un mercado de acciones alcista, los inversores querrán obtener una mayor rentabilidad que la ofrecida por el bono, y tomarán más riesgo. De ese modo, podemos comparar el PER del S&P500 contra el del bono a 10 años para obtener una visión de si la rentabilidad compensa el riesgo asumido. Actualmente, mientras los tipos a largo no superen el 3%-3,25%, existe aún camino para la renta variable. 
'Spreads' de crédito HY
5 de 9
Comparte la fotografía

'Spreads' de crédito HY

La rentabilidad de los bonos de alto riesgo está ligada a la evolución de los resultados y a la salud financiera de las empresas. El diferencial entre estos y los bonos del gobierno de misma duración tiende a incrementarse cuando el mercado de acciones cae. Además, ese 'spread' aumenta antes de que las acciones toquen techo, lo que serviría para intuir posibles giros de mercado. Históricamente, cuando se ha superado el 7,5% de diferencial, el mercado ha dado signos de agotamiento y caídas. Del mismo modo, el tener un diferencial muy bajo puede indicar que no se tiene consciencia del riesgo asumido en ese tipo de bonos de alto rendimiento (complacencia). Hoy tenemos lecturas inferiores al 3,5%, mientras que en 2007 estaba en el 2,5%.
El tipo de cambio euro/dólar
6 de 9
Comparte la fotografía

El tipo de cambio euro/dólar

Una moneda fuerte impacta negativamente en las exportaciones, y una devaluación provoca justo el efecto contrario. Según el BCE, cuando el euro se debilita 10 puntos básicos, el impacto en el PIB es de 12 puntos positivos y tiene un efecto similar sobre la inflación. De otro lado, si el tipo de cambio baja, tenemos un impacto negativo sobre el consumo interno. Trump quiere un dólar débil justo por ese motivo. A día de hoy, y cuando muchos analistas apostaban por ir hacia la paridad, nos hemos encontrado con un repunte hacía la zona 1,13. 
El 'margin debt'
7 de 9
Comparte la fotografía

El 'margin debt'

El monto del endeudamiento utilizado en la compra de activos está, de nuevo, en máximos históricos. Esto supone que existe un alto grado de vulnerabilidad del mercado a cualquier tipo de evento no contemplado. Desde alzas mayores de tipos hasta malos datos económicos o algún tipo de evento político dramático. El problema de los altos niveles de deuda es que no todos esos inversores podrán aguantar un 'shock' de mercado si se produce. Se les exigirá la aportación de nuevo capital para cubrir sus obligaciones, y eso no será posible en muchos casos. Tendrán que vender sus posiciones y salir de mercado como puedan. En este caso, el gráfico habla por sí solo y hemos visto las implicaciones que hemos tenido en el pasado. 
Tabla ratios valoración del S
8 de 9
Comparte la fotografía

Tabla ratios valoración del S

Finalizamos con una tabla de métricas bastante completa sobre el S&P. Podemos comparar, desde el punto de vista histórico, los niveles de las principales medidas de valoración y el grado de dispersión respecto a la media y a la serie histórica. Cada cual puede sacar sus conclusiones. 

En esta serie de gráficos sobre la economía norteamericana, pretendo plasmar de forma muy visual dónde estamos desde el punto de vista económico y qué puede deparar el futuro. Actualmente, se dan una serie de divergencias entre muchos datos que debemos considerar en todo proceso de inversión. Utilizo siempre Estados Unidos por la consideración de mercado director que ejerce sobre el resto.

Desde el punto de vista del empleo, pese a tener magnitudes buenas, estas se han conseguido a costa de la productividad. Las ventas minoristas, que en un momento de expansión deberían estar mucho mejor, muestran cierta debilidad a considerar. Desde el punto de vista de la inflación (quitando alimentación y energía), se han dado crecimientos del 1,9%.

Esto supone descontar expectativas menores que, junto a un dólar débil, pueden tener un impacto claro sobre la política de la Reserva Federal. El sector inmobiliario también parece no atender a las expectativas y el crecimiento es mucho menor a lo esperado. Por último, desde el punto de vista de crecimiento, se ve cierta debilidad, al no ser capaz de crecer por encima del 2%. 

De Vuelta
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios