La cremà pone fin a unas Fallas marcadas por elecciones, feminismo e incivismo

  • Pantalla completa
La Cremà de los cerca de 770 monumentos repartidos por toda la ciudad, entre grandes e infantiles, pone el broche final a unas Fallas multitudinarias. (EFE)
1 de 13
Comparte la fotografía

La Cremà de los cerca de 770 monumentos repartidos por toda la ciudad, entre grandes e infantiles, pone el broche final a unas Fallas multitudinarias. (EFE)

La Cremà pone fin a las Fallas. (Reuters)
2 de 13
Comparte la fotografía

La Cremà pone fin a las Fallas. (Reuters)

El presidente de EEUU, Donald Trump, protagonista de una falla. (Reuters)
3 de 13
Comparte la fotografía

El presidente de EEUU, Donald Trump, protagonista de una falla. (Reuters)

Un bombero apaga una de las fallas devorada por el fuego. (Reuters)
4 de 13
Comparte la fotografía

Un bombero apaga una de las fallas devorada por el fuego. (Reuters)

Un ninot de la falla infantil del Ayuntamiento es devorado por las llamas de la Cremà. (EFE)
5 de 13
Comparte la fotografía

Un ninot de la falla infantil del Ayuntamiento es devorado por las llamas de la Cremà. (EFE)

Miembros del cuerpo de bomberos trabajan durante la Cremà. (EFE)
6 de 13
Comparte la fotografía

Miembros del cuerpo de bomberos trabajan durante la Cremà. (EFE)

El fuego hace cenizas una falla. (EFE)
7 de 13
Comparte la fotografía

El fuego hace cenizas una falla. (EFE)

Una de las fallas es pasto de las llamas en Valencia. (EFE)
8 de 13
Comparte la fotografía

Una de las fallas es pasto de las llamas en Valencia. (EFE)

Vista general de la falla del Ayuntamiento durante el inicio de la Cremà. (EFE)
9 de 13
Comparte la fotografía

Vista general de la falla del Ayuntamiento durante el inicio de la Cremà. (EFE)

Una falla que representa a Donald Trump arde en Valencia. (EFE)
10 de 13
Comparte la fotografía

Una falla que representa a Donald Trump arde en Valencia. (EFE)

La falla del Ayuntamiento es devorada por el fuego. (EFE)
11 de 13
Comparte la fotografía

La falla del Ayuntamiento es devorada por el fuego. (EFE)

Un ninot de la falla infantil del Ayuntamiento. (EFE)
12 de 13
Comparte la fotografía

Un ninot de la falla infantil del Ayuntamiento. (EFE)

El fuego ha arrasado unas Fallas multitudinarias que este año han estado marcadas por la política preelectoral, tanto en la sempiterna sátira de sus ninots como en la masiva presencia de sus actores reales ante las elecciones, el feminismo y el incivismo derivado de su masificación.

Acompañadas de una fina lluvia que ha caído durante la noche en Valencia, las llamas han cumplido con la tradición valenciana de quemar, siempre con arte e ingenio, aquello que debe renacer de sus cenizas para afrontar la primavera que comienza este miércoles.

La ocupación turística ha llegado al 90%. El tiempo seco e incluso históricamente caluroso ha beneficiado a unas Fallas que, en lo artístico, han invertido 7,67 millones de euros en sus monumentos, pasto de las llamas salvo dos grupos escultóricos. Se trata de 'El regreso de la pesca' (de David Sánchez Llongo para la falla de Exposición-Micer Mascó) y, en infantil, 'La cápsula del tiempo' (de Bernardo Estela para Císcar-Burriana), sendas estampas familiares aunque con distintas temáticas que han esquivado el fuego por votación popular en una Exposición del Ninot por la que este año pasaron más de 100.000 personas.

Los líderes del PP, Pablo Casado, y de Ciudadanos, Albert Rivera, así como ministros como José Luis Ábalos, José Guirao y Pedro Duque, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el dirigente de Podemos Pablo Echenique y el presidente de Vox, Santiago Abascal, son solo algunos de los políticos que han visitado Valencia con la vista puesta en el 28 de abril.

Pero el fuego, que no vota, ha quemado esta noche, sin miramientos y con ambiente fresco, la sátira fallera, el ingenio artístico que año tras año retrata las debilidades humanas, ensalza los mejores valores, invita a soñar, retrocede en el tiempo y pulsa la realidad, bien con sus protagonistas (políticos, deportistas o mundo de la farándula) o con los temas que generan más debate.

El feminismo ha sido uno de ellos. Además de que en el mes fallero por excelencia se celebre y reivindique el Día de la Mujer -con una manifestación histórica en Valencia-, su argumentario ha calado en numerosos monumentos, ha creado polémica -el jurado de la sección Especial era solo masculino- y el 8M la fallera mayor alzó su puño al mundo con un pañuelo morado anudado antes de la mascletà más feminista y violeta, disparada por la pirotécnica Reyes Martí. Y una mujer era la inmensa y grafiteada protagonista central de la falla municipal, centro neurálgico para el turismo fallero, diseñada por el colectivo de arte urbano PichiAvo y construida por los artistas Latorre y Sanz, un homenaje al proceso creativo que ha costado 205.000 euros.
 

Comunidad Valenciana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios