Francis Ford Coppola, del auge al ocaso en diez películas

  • Pantalla completa
Trilogía de 'El padrino' (1972, 1974, 1990)
1 de 11
Comparte la fotografía

Trilogía de 'El padrino' (1972, 1974, 1990)

Coppola adaptó la novela de Mario Puzo y llevó el cine de gánsteres a otra liga, la de las obras maestras. Pocos personajes tan icónicos como el Vito Corleone de Marlon Brando. La trilogía de 'El padrino', fue un punto de inflexión en la historia del cine y la demostración de que segundas partes, a veces, son igual de buenas.
'La conversación' (1974)
2 de 11
Comparte la fotografía

'La conversación' (1974)

El mismo año que arrasaba en los Oscar con 'El padrino II', Coppola triunfaba en Cannes con 'La conversación', un filme sobre la obsesión que demostraba cómo construir un thriller con pocos elementos. Dos peliculones en el mismo año le encumbraron como uno de los mejores realizadores de los años 70.
'Apocalypse Now' (1979)
3 de 11
Comparte la fotografía

'Apocalypse Now' (1979)

Cuarta obra maestra de Coppola en menos de diez años, y gracias a otra novela inadaptable. En este caso 'El corazón de las tinieblas', de Joseph Conrad. Un rodaje que casi acaba con la vida del director, para un filme con escenas tan míticas como el ataque de los helicópteros americanos al ritmo de 'La cabalgata de las Valquirias'.
'Corazonada' (1981)
4 de 11
Comparte la fotografía

'Corazonada' (1981)

Los 80 trajeron el primer fracaso de Coppola, tanto crítico como económico. La prensa destrozó el filme y el director casi tiene que cerrar su productora por las pérdidas que acarreó, tanto que sus deudas se alargaron durante décadas. Un filme que años después se ha convertido en un título de culto.
'La ley de la calle' (1983)
5 de 11
Comparte la fotografía

'La ley de la calle' (1983)

¿Se acuerdan de cómo enloqueció todo el mundo con la niña del abrigo rojo en 'La lista de Schindler'? Pues el listo de Spielberg copió esa incursión del color de su amigo Coppola, que se dedicó a experimentar en 'La ley de la calle' y consiguió una Concha de Oro en San Sebastián.
'Cotton Club' (1984)
6 de 11
Comparte la fotografía

'Cotton Club' (1984)

La megalomanía de Coppola le hizo embarcarse en otro proyecto desproporcionado. Un filme ambientado en un club de jazz en plena ley seca que el New York Times calificó como el "Cleopatra de los 80" por sus irregulares resultados, sus ambiciones desmedidas y sus problemas durante la producción. Se rumoreaba que incluso se empezó a rodar sin que el guion estuviera terminado.
'Drácula, de Bram Stoker' (1992)
7 de 11
Comparte la fotografía

'Drácula, de Bram Stoker' (1992)

Cambio de década y vuelta al éxito. Su adaptación de 'Drácula' le reconciliaron con la crítica y con el público. La película recaudó más de 250 millones en todo el mundo a pesar de su temática. Un alivio para Coppola que había conseguido un presupuesto de 50 millones y un apartado técnico de lujo para la adaptación más fiel que ha habido de la novela de Bram Stoker.
'Jack' (1996)
8 de 11
Comparte la fotografía

'Jack' (1996)

¿Una película de Coppola para el lucimiento de Robbin Williams? ¿Jennifer López como protagonista? ¿Un melodrama que mete el dedo en el ojo del espectador? 'Jack' fue otro punto de inflexión en la carrera del director. Por desgracia uno negativo. 45 millones de presupuesto y superó por poco los 50.
'Tetro' (2009)
9 de 11
Comparte la fotografía

'Tetro' (2009)

Nuevo cambio de década y nueva etapa en la filmografía de Coppola. Con el cambio de milenio se embarcó en proyectos muy personales, con nulas aspiraciones comerciales, repartos internacionales y resultados decepcionantes. El director hace desde entonces lo que le apetece (siempre que encuentre financiación). Con 'Tetro' vino a España a rodar a los estudios Ciudad de la Luz y convirtió a Maribel Verdú en su protagonista.
'Twixt' (2011)
10 de 11
Comparte la fotografía

'Twixt' (2011)

¿No conocen la (por el momento) última película de Coppola? No es de extrañar, en España no tuvo estreno en cines y la prensa internacional la destrozó sin piedad. El director adaptó un cuento propio en este relato de terror en el que se atrevió a jugar con el 3D. La última caída de un genio al que le está costando despertar.

En uno de los gags más brillantes de La hora chanante, Joaquín Reyes disfrazado de Francis Ford Coppola miraba a la cámara y entonaba eso de "no diga cine, diga Coppola". Y es que el director de El padrino es uno de los realizadores fundamentales de la historia del cine y uno de los padres de la postmodernidad en el séptimo arte.

El realizador ha sumado a su lista de galardones (que incluyen cinco Oscar) el Princesa de Asturias de las Artes de este año gracias a ser un "renovador temático y formal", según el acta del jurado. Echar un vistazo a la filmografía de Coppola significa descubrir varias obras maestras de los últimos cuarenta años. Sólo un director único es capaz de realizar El padrino II y La conversación el mismo año.

Por desgracia el talento también parece agotarse, y en los últimos años el realizador no ha conseguido cuajar ningún proyecto redondo. Experimentos en blanco y negro, jugueteos con el 3D... Coppola sigue siendo como un niño con un juguete nuevo, pero no termina de encontrar la fórmula para volver a ser el mejor.

Estas son diez películas para entender el ascenso y la posterior caída del genio norteamericano.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios