Brassaï desembarca en Madrid: así era el París bohemio de los veinte

  • Pantalla completa
'Montmartre, 1930-31'. (Estate Brassaï)
1 de 16
Comparte la fotografía

'Montmartre, 1930-31'. (Estate Brassaï)

'La Torre Eiffel vista a través de la reja del Trocadero, 1930-32'. (Estate Brassaï)
2 de 16
Comparte la fotografía

'La Torre Eiffel vista a través de la reja del Trocadero, 1930-32'. (Estate Brassaï)

(Estate Brassaï)
3 de 16
Comparte la fotografía

(Estate Brassaï)

'Vista desde el Pont Royal hacia el Pont Solférino, c. 1933'. (Estate Brassaï)
4 de 16
Comparte la fotografía

'Vista desde el Pont Royal hacia el Pont Solférino, c. 1933'. (Estate Brassaï)

(Estate Brassaï)
5 de 16
Comparte la fotografía

(Estate Brassaï)

'Bal des Quatre Saisons, rue de Lappe. c. 1932'. (Estate Brassaï)
6 de 16
Comparte la fotografía

'Bal des Quatre Saisons, rue de Lappe. c. 1932'. (Estate Brassaï)

(Estate Brassaï)
7 de 16
Comparte la fotografía

(Estate Brassaï)

'Velada de alta costura, 1935'. (Estate Brassaï)
8 de 16
Comparte la fotografía

'Velada de alta costura, 1935'. (Estate Brassaï)

'Prostituta, cerca de la Place d'Italie, 1932'. (Estate Brassaï)
9 de 16
Comparte la fotografía

'Prostituta, cerca de la Place d'Italie, 1932'. (Estate Brassaï)

'Jean Genet, París, 1948'. (Estate Brassaï)
10 de 16
Comparte la fotografía

'Jean Genet, París, 1948'. (Estate Brassaï)

(Estate Brassaï)
11 de 16
Comparte la fotografía

(Estate Brassaï)

'Desnudo en la bañera, 1938'. (Estate Brassaï)
12 de 16
Comparte la fotografía

'Desnudo en la bañera, 1938'. (Estate Brassaï)

'Amantes en la Gare Saint-Lazare, c.1937'. (Estate Brassaï)
13 de 16
Comparte la fotografía

'Amantes en la Gare Saint-Lazare, c.1937'. (Estate Brassaï)

(Estate Brassaï)
14 de 16
Comparte la fotografía

(Estate Brassaï)

'Portería, París, 1933'. (Estate Brassaï)
15 de 16
Comparte la fotografía

'Portería, París, 1933'. (Estate Brassaï)

Si les digo Gyulá Halász, probablemente no les suene. Si les digo Brassaï, la cosa cambia: este estudiante de Arte nacido en 1899 en Brassó (Transilvania) ha pasado a la historia como uno de los fotógrafos callejeros más reconocidos del siglo XX. "Estaba ansioso por penetrar en ese otro mundo, ese mundo en los márgenes, el mundo secreto, siniestro, de los mafiosos, los marginados, los tipos duros, los chulos, las prostitutas, los drogadictos, los invertidos", recordaba en 1976 sobre los comienzos de su carrera.

Y desde este jueves 31 de mayo hasta el 2 de septiembre, la Fundación Mapfre dedica a este artista francés de origen astrohúngaro la exposición 'Brassaï' en la madrileña Sala de Recoletos, con más de 200 obras que abarcan fotografía, dibujo, escultura y material documental, muchas de ellas centradas en el París bohemio de los años treinta.

Porque a París llegó en 1924 con intención de dedicarse a la pintura, pero acabó seducido por los nitratos y las lentes y apostó por la fotografía como su principal medio de expresión artística. Y su musa fue la ciudad, el pulso efervescente de los bajos fondos parisinos, de las putas y los poetas, del París de la noche, romántico su manera, más impúdico, pero romántico al fin y al cabo. 

"Hacia el final de la guerra, el centro neurálgico de la vanguardia parisina había emigrado desde Montmartre hasta Montparnasse, donde la mayoría de los artistas, una gran comunidad internacional, vivían como en una gran familia. Brassaï sentía fascinación por la capital francesa; en alguna ocasión llegó a decir que había comenzado a hacer fotografías para expresar su pasión por la ciudad de noche, si bien su obra pronto se llenó de retratos, desnudos, naturalezas muertas, imágenes de la vida cotidiana, rincones pintorescos y monumentos captados también de día", explican desde Mapfre. 

La muestra cuenta con el préstamo excepcional del Estate Brassaï Succession (París) y con otros fondos procedentes de algunas de las más importantes instituciones y colecciones particulares de origen norteamericano y europeo, The Art Institute of Chicago, The Museum of Fine Arts (Houston), The Metropolitan Museum of Art (Nueva York), The Museum of Modern Art (Nueva York), el Musée National d’art moderne-Centre Pompidou (París), The Philadelphia Museum of Art, The San Francisco Museum of Modern Art, David Dechman y Michel Mercure, ISelf Collection (Londres), y Nicholas y Susan Pritzker.

Brassaï abandonó París al principio de la Segunda Guerra Mundial, el 12 de junio de 1940, dos días antes de que el ejército nazi entrara en la ciudad, para volver unos meses después, en octubre del mismo año. Durante unos años su única fuente de ingresos fueron los encargos que le hizo  Picasso para fotografiar sus esculturas —en esta época retomó el dibujo, la escultura y la escritura— y los reportajes de viajes que publicó en la revista 'Harper's Bazaar'.  

Fue a principios de 1950 cuando su nombre, que ya era popular, comenzó a encabezar exposiciones individuales como la del Art Institute de Chicago. "Su trabajo fue reconocido como una de las piedras angulares de una nueva corriente fotográfica surgida entre las dos guerras mundiales", explican desde Mapfre. "Descubrió el potencial de las escenas cotidianas y recuperó la concepción de la fotografía como medio creativo y generador de imágenes de una fuerte evocación poética y visual que trascendía su carácter meramente documental".

"Cuando esta tradición empezó a ser celebrada en los años setenta, el trabajo de Brassaï fue reconocido como uno de sus grandes referentes, convirtiéndose en figura fundamental de la historia de la fotografía del siglo XX".

Después del paso de la exposición por Madrid tras su estancia en Barcelona hasta el pasado 13 de mayo en la Casa Garriga Nogués, ésta se podrá en el San Francisco Museum of Modern Art (SFMOMA) del 17 de noviembre de 2018 al 17 de febrero de 2019.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios