Fariña: Fariña, los rostros del narcotráfico gallego

'Fariña', los rostros del narcotráfico gallego

  • Pantalla completa
De izquierda a derecha Vicente Otero, Sito Miñanco, Manuel Charlín y Laureano Oubiña.
1 de 11
Comparte la fotografía

De izquierda a derecha Vicente Otero, Sito Miñanco, Manuel Charlín y Laureano Oubiña.

Vicente Otero, más conocido como Terito, fue la cabeza visible de la nueva hornada de contrabandistas.
2 de 11
Comparte la fotografía

Vicente Otero, más conocido como "Terito", fue la cabeza visible de la nueva hornada de contrabandistas.

 

Según Carretero, Otero era "un hombre nacido del estraperlo que presumía de haberse hecho así mismo". A pesar de que emergió como un responsable empresario, fue el tabaco lo que hizo millonario a "Terito", que compró numerosas empresas para invertir y blanquear sus ganancias. 

Tal y como describe 'Fariña', es conocido por todos que Vicente Otero fue militante popular toda su vida y amigo personal de Manuel Fraga, relación que ninguno de los dos negó nunca. 

Manuel Lorenzo es el encargado de dar vida al personaje de 'Terito'.
3 de 11
Comparte la fotografía

Manuel Lorenzo es el encargado de dar vida al personaje de 'Terito'.

 

En uno de los primeros capítulos de su ensayo, Nacho Carretero describe el tiroteo que se produjo, en verano de 1982, en el Parador de Cambados. A pesar de que la policía concluyó que eran "cosas de contrabandistas", posteriormente se supo que "aquel día los jefes del contrabando de tabaco estaban reunidos" discutiendo el rumbo que debía tomar el negocio, aunque otros apuntan que los presentes trataban de determinar el dinero que se iba a donar a Alianza Popular. 

Manuel Charlín en una imagen de archivo, saliendo de declarar en los juzgados de Vilagarcía de Arousa.
4 de 11
Comparte la fotografía

Manuel Charlín en una imagen de archivo, saliendo de declarar en los juzgados de Vilagarcía de Arousa.

 

Uno de los patriarcas del clan de "los Charlines", junto a su hermano José Luis, llegó al narcotráfico tras pasar por el contrabando de chatarra y tabaco. Nacido en una familia de escasos recursos, el patriarca fue, según 'Fariña', el primer contrabandista de Galicia "que coló un alijo de droga en la ría".

El actor gallego Antonio Durán Morris es el encargado de dar vida a Manuel Charlín Gama.
5 de 11
Comparte la fotografía

El actor gallego Antonio Durán Morris es el encargado de dar vida a Manuel Charlín Gama.

 

Según el relato de Carretero, "El padrino", como lo llegaron a conocer en Vilanova, "saltó a la cocaína mediante los contactos que hizo en la cárcel Modelo de Barcelona, después de que le condenaran por la paliza que le dio a Celestino Suances".

El 3 de noviembre de 1995, un día después de que Baltasar Garzón decretase prisión incondicional para el capo de "los Charlines" fue detenido en su casa, después de esconderse tras una puerta camuflada, de la que salió en pijama y zapatillas. 

Laureano Oubiña, en una imagen de archivo, durante el juicio celebrado en 1990.
6 de 11
Comparte la fotografía

Laureano Oubiña, en una imagen de archivo, durante el juicio celebrado en 1990.

 

Para Carretero, Laureano "representa el mejor ejemplo de esa segunda especie de contrabandistas que, sin apenas saber escribir, tenían cuentas corrientes en las que no cabían los ceros".

La organización de Oubiña, que salió de la cárcel en 2017, operaba entre Vilagracía y Vilanova, y su discreción le permitió "convertirse sin obstáculos en uno de los mayores narcotraficantes de Europa". 

Carlos Blanco, en segundo término, es el actor encargado de dar vida a Laureano Oubiña. (Antena 3)
7 de 11
Comparte la fotografía

Carlos Blanco, en segundo término, es el actor encargado de dar vida a Laureano Oubiña. (Antena 3)

 

Oubiña, que tal y como recuerda Carretero en su libro nunca fue condenado por tráfico de cocaína, justificó su inclinación hacia el tráfico de hachís excusándose en que "nunca se me pasó por la cabeza que llegásemos a estas fechas sin que estuviese legalizado". Tal y como recoge el autor, incluso utilizaron en su defensa el libro de Escohotado 'Historia general de las drogas'.

Sito Miñanco, personaje principal de la serie de Antena 3, en una imagen de archivo.
8 de 11
Comparte la fotografía

Sito Miñanco, personaje principal de la serie de Antena 3, en una imagen de archivo.

 

José Ramón Prado Bugallo, más conocido como Sito Miñanco, era uno de los integrantes de la "tercera banda de contrabandistas arousanos", que llevaba el nombre "ROS S.L.". Ramiro Martínez Señoráns y Olegario Falcón Piñeiro eran sus compañeros en este grupo que, tal y como describe Carretero, "contaban con una compleja infraestructura basada en Cambados que incluía libros de contabilidad, subcontratas, empresas tapadera y un sofisticado equipo de radio satélite para dirigir barcos y camiones."

Imagen de la serie de Antena 3, con Terito y Sito Miñanco reunidos en plena Costa da Morte. (A3)
9 de 11
Comparte la fotografía

Imagen de la serie de Antena 3, con Terito y Sito Miñanco reunidos en plena Costa da Morte. (A3)

 

En 1984, Jorge Luis Ochoa Vásquez, segundo de Pablo Escobar, y Gilberto Rguez. Orejuela, jefe del cartel de Cali, coincidieron en la prisión del Puerto de Santa María con varios contrabandistas gallegos, entre ellos Sito Miñanco. 

Entre las hazañas del contrabandista gallego se encuentran, según 'Fariña', pasearse por Cambados con alguno de sus tres Chevrolets Corvettes, o visitar el casino en más de un centenar de ocasiones durante 20 meses. Además era uno de los "narcos" que mejor conocía la ría, y siempre "se supo rodear de gente serie, profesional y que lo admiraba". 

Los actores principales de 'Fariña', con Javier Rey al frente, en una imagen promocional de la serie. (Antena 3)
10 de 11
Comparte la fotografía

Los actores principales de 'Fariña', con Javier Rey al frente, en una imagen promocional de la serie. (Antena 3)

 

En su retrato de las redes del narcotráfico gallego, Carretero señala a la organización de Miñanco como "la más potente de cuantas ha conocido Galicia". Entre sus "empleados" contaba con "pilotos, recaderos y una constelación de abogados, funcionarios, periodistas, falsificadores de documentos, políticos, agentes de la Guardia Civil, de la Policía y un deprimente etcétera".

La organización tenía un infiltrado en la central de Telefónica de Pontevedra, que informaba de los pinchazos de la Policía. "A veces" recoge 'Fariña' "Sito, conocedor de que lo estaban escuchando, se inventaba datos y operaciones". 

Esta noche Antena 3 emite el segundo episodio de 'Fariña', la serie basada en el ensayo de Nacho Carretero publicado por Libros del K.O. que el pasado 21 de febrero fue secuestrado judicialmente, tras la demanda de José Alfredo Bea Gondar. En su estreno, la serie de Bambú Producciones reunió a más de tres millones de espectadores, una de cada dos personas que estaban frente al televisor en la comunidad autónoma en la que transcurre, Galicia. 

Compuesta por diez episodios, la producción se adentra en los años del narcotráfico en Galicia, una comunidad golpeada por la reconversión de la pesca, que dejó a muchos pescadores sin trabajo. Fue entonces cuando el arraigado contrabando de tabaco dio paso al narcotráfico, gracias a los contactos que algunos de los hombres de la zona establecieron con los cárteles colombianos de la droga. Una relación que provocó que, en muy poco tiempo, el 80% de la cocaína que desembarcaba en Europa lo hacía en las costas gallegas. 

Al frente de las redes de narcotráfico se encontraban nombres como Sito Miñanco, Vicente Otero, Laureano Ubiña o Manuel Charlín. Hombres que, cegados por sus ansias de poder y dinero, construyeron una red que no tardó en extenderse por todos los ámbitos de la sociedad. Los verdaderos protagonistas de la obra de Carretero, que a través de 367 páginas describe cómo fue posible el establecimiento y la expansión de una organización que movió cantidades ingentes de dinero. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios