Ed van der Elsken, retrospectiva del fotógrafo humanista

  • Pantalla completa
Autorretrato con Ata Kandó, París, 1952.
1 de 13
Comparte la fotografía

Autorretrato con Ata Kandó, París, 1952.

Vali Myers frente al espejo, París, 1953. (Fundación Mapfre)
2 de 13
Comparte la fotografía

Vali Myers frente al espejo, París, 1953. (Fundación Mapfre)

Vali Myers con un cigarrillo, París, 1953.
3 de 13
Comparte la fotografía

Vali Myers con un cigarrillo, París, 1953.

Waterlooplein, Ámsterdam, 1961.
4 de 13
Comparte la fotografía

Waterlooplein, Ámsterdam, 1961.

Público en un concierto de la Lionel Hampton Big Band, Ámsterdam, 1956.
5 de 13
Comparte la fotografía

Público en un concierto de la Lionel Hampton Big Band, Ámsterdam, 1956.

Territorio Yakuza, Kamagasaki, 1960.
6 de 13
Comparte la fotografía

Territorio Yakuza, Kamagasaki, 1960.

Beethovenstraat, Amsterdam, 1967.
7 de 13
Comparte la fotografía

Beethovenstraat, Amsterdam, 1967.

Ata Kandó comprueba una copia a la luz de una bombilla, 1953.
8 de 13
Comparte la fotografía

Ata Kandó comprueba una copia a la luz de una bombilla, 1953.

Chica en el metro, Tokio. 1981.
9 de 13
Comparte la fotografía

Chica en el metro, Tokio. 1981.

Hermanas gemelas en Nieuwmarkt, Ámsterdam, 1956.
10 de 13
Comparte la fotografía

Hermanas gemelas en Nieuwmarkt, Ámsterdam, 1956.

Hojas de contacto de Vali Myers, Saint-Germain-des-Prés. París, 1954.
11 de 13
Comparte la fotografía

Hojas de contacto de Vali Myers, Saint-Germain-des-Prés. París, 1954.

Cuatro chicas en un ritual de ablación del clítoris, Ubangui-Chari, África Central, 1957.
12 de 13
Comparte la fotografía

Cuatro chicas en un ritual de ablación del clítoris, Ubangui-Chari, África Central, 1957.

 

Ed van der Elsken (Ámsterdam, 1925 - Edam, 1990) fue un fotógrafo que desarrolló buena parte de su trabajo en las calles de todo el mundo, desde su famosa localidad natal, hasta París o Tokio, buscando lo que él llamaba "su gente", hombres y mujeres auténticos y genuinos con la que en muchos casos se identificaba. La fotografía fue para él un medio con el que experimentar y exteriorizar su propia vida, algo que terminó plasmando su personalidad en la relación que entablaba con sus personajes y en sus numerosos autorretratos

Para conocer mejor la figura de este retratista de su tiempo, la Fundación Mapfre ha organizado, hasta el 20 de mayo, una exposición sobre van der Elsken, en colaboración con el Jeu Paume y el Stedelijk Museum de Ámsterdam. Una muestra en la que se reflexiona sobre su trabajo y plasma sus diferentes facetas como fotógrafo, cineasta y autor. La modernidad y la autenticidad visual de sus imágenes están en consonancia con su espíritu aventurero y, simultáneamente, con el estilo de vida inconformista de las personas con las que vivía. 

Además de una amplia selección de sus fotografías, la exposición incluye maquetas de sus publicaciones, hojas de contacto y bocetos que permiten comprender mejor su método de trabajo. Asimismo, los fragmentos seleccionados de sus películas en blanco y negro o en color, ponen de relieve su labor como cineasta y permiten entender la estrecha relación que en la obra de Van der Elsken existe entre la práctica cinematográfica y la fotografía. 

A medio camino entre el documento y la ficción, el fotógrafo holandés supo distanciarse del documental más objetivo, especialmente en sus fotorreportajes. Además de retratar y filmar a sus personajes en situaciones que a menudo resultan teatrales, van der Elsken también realizó un gran número de imágenes sobrias y emotivas que revelan su profunda empatía y su sentido innato de solidaridad hacia los demás. Pero también experimentó con numerosas técnicas en la edición y maquetación de fotografías, así como en el cine, que desde 1959 pasó a ocupar un lugar cada vez más importante en su trabajo. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios